La Delegación Estatal en Colima de la Procuraduría General de la República incineró un total de 136 kilogramos, 212 gramos y 700 miligramos de diversos narcóticos, que fueron asegurados en diferentes operativos llevados a cabo por efectivos de la Policía Federal Ministerial. 

También destruyó 17 plantas de marihuana, 50 mililitros del alcaloide conocido como pseudoefedrina y 242 unidades de diferentes psicotrópicos. 

Esa cantidad de drogas forma parte de 72 averiguaciones previas integradas por el Ministerio Público de la Federación en la entidad. 

La quema de los narcóticos cumplió con el Programa Nacional de Destrucción de Narcóticos y lo dispuesto en el Artículo 181 del Código Federal de Procedimientos Penales. 

La incineración se llevó a cabo en las instalaciones del Club Cinegético "Colimán", ubicado sobre la carretera Colima-Tecomán, a la altura del poblado "Las Golondrinas", en presencia de personal del Órgano Interno de Control de la PGR, quien dio fe del peso y autenticidad de lo carbonizado.