Personal de SEIDO, SJAI, agentes de la Agencia de Investigación Criminal y el Instituto de Ciencias Forenses del D.F asistieron al curso de trabajo multidisciplinario en fosas clandestinas.

El objetivo es que personal investigador adquiera conocimientos legales y práctica de exhumación de cadáveres.

La capacitación es una de las mejores herramientas con las que cuenta la Procuraduría General de la República para el cumplimiento del objetivo fundamental, combatir la delincuencia y los efectos que esta causa en la sociedad, afirmo Rodrigo Archundia Barrientos, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Durante los meses de marzo, abril y mayo de este año, más de 300 servidores públicos de las diversas unidades que integran la SEIDO, la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, la Agencia de Investigación Criminal, la Policía Federal y el Instituto de Ciencia Forenses del Distrito Federal asistieron al curso "Trabajo Multidisciplinario en Fosas Clandestinas".

El objetivo de este curso dijo el Subprocurador Archundia Barrientos es consolidar los conocimientos fundamentales de los especialistas forenses para el buen destino de las investigaciones a realizar, combinar teoría y práctica a la investigación geográfica del sitio de investigación, búsqueda y localización de fosas clandestinas y exhumación de cadáveres.

Todo ello, encaminado a proveerlos de mejores herramientas para el desenvolvimiento de sus actividades que realizan día a día en el ámbito pericial, responsabilidad del Ministerio Público Federal.

Al hacer entrega de reconocimientos a los especialistas que asistieron a este curso en el auditorio "Fernando Amilpa Rivera" de la CTM, les manifestó que la PGR es una institución federal de procuración de justicia, que trabaja consolidando el estado de derecho y depositando en los servidores públicos que la integran, la responsabilidad de atender a quienes acuden a ella en búsqueda de justica.

"Que la justicia sea para todos, que nadie quede excluido de atención profesional y oportuna, ya que si queremos una sociedad en paz y en armonía, hay que poner decididamente la inteligencia al servicio de la justicia y de los derechos humanos", subrayó el Subprocurador Rodrigo Archundia.