Rodrigo Archundia entregó reconocimientos a servidores públicos adscritos a las Unidades que conforman esta Subprocuraduría, cuya labor fue ejemplar durante el primer semestre de 2014.

La Procuraduría General de la República se encuentra en etapa de transición a Fiscalía, en vías de hacer más eficiente la procuración de justicia y la atención a la ciudadanía que recurre a la institución, afirmó Rodrigo Archundia Barrientos, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Al reconocer el trabajo, frente a familiares y de servidores públicos adscritos a las Unidades que conforman esta Subprocuraduría, cuya labor fue ejemplar durante el primer semestre de 2014, Archundia Barrientos señaló que los titulares de Unidad, fiscales, ministerios públicos, oficiales ministeriales, y todo el personal de apoyo que labora en esa Subprocuraduría, están comprometidos a seguirse preparando conforme a las reformas aprobadas para estar a la vanguardia en materia de justicia penal.

El Titular de la SEIDO, hizo un llamado a quienes integran la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada a seguir con el compromiso diario para cumplir y consolidar el sistema de Justicia Penal que en breve se aplicará en todo el país, como instrumento de fomento a la convivencia armónica de las sociedad, con instituciones sólidas y confiables que garantizan paz y desarrollo como fundamento del estado de derecho.

El Subprocurador Archundia Barrientos, dijo que reconocer a quienes se destacan en el servicio público, es constatar que sus actuaciones han sido siempre acompañadas de la norma jurídica respectiva, de manera profesional y con el convencimiento de que se contribuye a crear confianza en quienes acuden a nuestras instalaciones buscando respuestas a lo que consideran, lesiona sus intereses.

Finalmente, invitó al personal distinguido a mantener el esfuerzo, dedicación y entusiasmo por contribuir a crear un país del que todos se sientan orgullosos, no tan solo por vivir en él, sino por ser un ejemplo de convivencia, seguridad, cordialidad y respeto a la justicia.