� A través de una cuenta de correo electrónico transmitía y producía archivos de imagen y video de personas menores de dieciocho años en actos de exhibicionismo corporal y/o sexual.

� Fue detenido en la ciudad de Tijuana, Baja California. 

La Procuraduría General de la República, a través de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), obtuvo sentencia condenatoria de once años de prisión en contra de una persona, por su responsabilidad en la comisión del delito de trata de personas, en su modalidad de pornografía de personas menores de dieciocho años de edad. 

Una vez realizadas las investigaciones del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la FEVIMTRA, el 4 de noviembre de 2013, se llevó a cabo un cateo en la ciudad de Tijuana, Baja California, con motivo de la denuncia formulada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América, a través de la Agregaduría en la Embajada de los Estados Unidos y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (U.S. Immigration and Customs Enforcement o ICE) y el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security o DHS) en dicha ciudad. 

Derivado de las investigaciones, se reportó que desde una cuenta de correo electrónico, se transmitían y producían archivos de imagen y video de personas menores de dieciocho años en actos de exhibicionismo corporal y/o sexual. 

Al realizar la diligencia, se corroboró que diversos archivos se encontraban en un dispositivo de almacenamiento de información electrónica, por lo que fue asegurado el titular de la citada cuenta. 

El 6 de noviembre, el Ministerio Público de la Federación ejercitó acción penal con detenido, en contra de esta persona, por hechos posiblemente constitutivos de trata de personas en agravio de una niña de seis años de edad, y un adolescente de trece; el día 12 del mismo mes y año, se dictó auto de formal prisión por el almacenamiento y exhibicionismo corporal de personas menores de dieciocho años, a través del material encontrado en posesión del indiciado. 

Finalmente, el pasado 4 de junio, se le dictó sentencia condenatoria, y multa por el equivalente a quinientos cincuenta y ocho mil quinientos cincuenta y cinco pesos.