Como resultado de una acción coordinada entre la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República, el Ejército Mexicano y la Policía Federal, se aseguraron trescientos paquetes de marihuana con un peso total de 2,955 kilos; 392 kilos de marihuana con semilla (encostalada); más de 17 kilos de semillas de marihuana; un arma de uso exclusivo de las fuerzas armadas y 20 uniformes camuflados tipo militar.

La acción tuvo lugar en la Sierra Madre Occidental, en el límite de los estados de Jalisco y Nayarit, hasta donde las Fuerzas Federales se trasladaron vía aérea a partir de una investigación sobre producción de enervantes.

En el operativo se detuvo a una persona y se aseguró, además, tres camionetas, dos de ellas de carga, un camión de 3,5 toneladas y una cuatrimoto.

El detenido fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), quien logró su consignación ante un Juzgado federal por delitos Contra la Salud.

Con estas acciones, el Gobierno Federal ratifica su compromiso con la legalidad y en contra de las organizaciones delictivas para lograr un México en Paz.