-Se abre una nueva etapa en la historia del Derecho Penal mexicano, dijo.

-Lo importante es un cambio cultural y tener la mejor interpretación para la aplicación en todo el país en el 2016.

- Durango es pionero en la implementación del nuevo sistema de justicia penal.

La riqueza de los criterios judiciales nos irán perfilando a la mejor interpretación del Código Nacional de Procedimientos Penales, a fin de que esta norma sea una norma viva y no una letra muerta, afirmó la Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales, Mariana Benítez Tiburcio, durante la presentación del libro "Código Nacional de Procedimientos Penales Comentado", en el Museo General Francisco Villa, en el estado de Durango.

Puntualizó que el Código Nacional es de todos, y es una norma que irá transformándose a partir de su aplicación, siendo perfectible y no inamovible, susceptible de sugerencias y cambios.

Afirmó que a partir de la publicación del nuevo Código Nacional se detonaron muchas decisiones, además de la capacitación, los planes de estudio y de trabajo, era sumamente importante un análisis puntual desde el punto de vista de los juristas, de la doctrina de este nuevo Código.

Durante la presentación estuvieron presentes el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de Durango, Apolonio Betancourt Ruiz; el Director del Organismo Implementador de la Reforma Penal, Jesús Julián Rodríguez Cabral; el Magistrado Juan Guillermo Toro Lerma, y los Jueces Manuel Valadez Díaz y Carlos Enrique Guzmán González; autores del libro.

Resaltó que más allá de construir inmuebles y salas de juicios orales, y tener las mejores instalaciones, lo más importante es el cambio cultural en la mente de jueces, ministerios públicos, investigadores y policías, ya que sólo con el conocimiento, voluntad e intención de generar un cambio en la operación del nuevo sistema, es que se logrará el sistema de justicia que queremos.

Recordó que Durango es pionero, ya en el municipio, y próximamente en la región de La Laguna, en la implementación de este nuevo sistema, por lo que ha sido referente, marco y punto de salida para trabajar en lo que tenía que ser el primer gran marco del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Finalmente felicitó a los autores por este primer esfuerzo, al ser el primer Código comentado que existe en el país, un texto que analiza con toda seriedad los 490 artículos, cada uno comentado, con ejemplos y cuestiones prácticas, que busca ser entendido por estudiantes, abogados y sociedad en general.