- Por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual

- Denunció los hechos ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA)

La Procuraduría General de la República obtuvo sentencia condenatoria de 64 años, doce días de prisión y una multa de $280 mil 485 pesos, contra Román Atonal Salazar; y 25 años y una multa de $124 mil pesos 660 contra Francisca Salazar Texis, ambos originarios del estado de Tlaxcala.

Al primero, al comprobarse su plena responsabilidad en los delitos de trata de personas con fines de explotación sexual, previsto en la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de personas; y privación de la libertad agravada previsto en la Ley General para Prevenir y Sancionar los delitos en materia de Secuestro.

Así mismo, por los delitos en materia de trata de personas, con fines explotación sexual y beneficio de la explotación sexual previstos en la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos.

A Francisca Salazar Texis, se le condeno por su responsabilidad en el delito de privación de la libertad agravada, previsto en la Ley General para Prevenir y Sancionar los delitos en materia de Secuestro.

En enero del 2012, Atonal Salazar, estableció una relación con la víctima y aprovechando su situación de vulnerabilidad, derivada de su precaria situación económica, así como de la enfermedad congénita de su hija; las llevó a vivir a casa de sus padres en el estado de Tlaxcala.

A partir de eso, a través de engaños y amenazas, la obliga a prostituirse en el centro del país, y después trasladarla a un estado fronterizo a fin de obtener mayores ganancias con el objetivo de llevarla a los Estados Unidos; mientras que su hija permaneció en la casa de la familia de él; siendo ese el motivo por el cual ella no escapaba pues le amenazaban con hacerle daño; no obstante que entregaba o enviaba al tratante todo el dinero que recibía.

La victima escapó en una oportunidad y al tratar de contactar a la familia de él para que le entreguen a su hija, le piden regrese a los lugares de explotación o en su caso que pague una cantidad de dinero para que a cambio le devuelvan a su hija.

En libertad, la víctima denunció ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, quienes inmediatamente implementaron un operativo para el rescate de la niña, a quien se le proporcionó atención médica debido a las condiciones en las que se le encontró.

Durante el rescate, se logró la detención del hoy sentenciado Román Atonal Salazar y su madre, Francisca Salazar Texis.