Muchas gracias, señor Secretario de Gobernación, por acompañarnos a los Procuradores en esta tarea en la que fundamentalmente lo que buscamos es poder integrar a plenitud las cosas y las cuestiones que pueden darle a todo el país mejores condiciones de seguridad, mayor certeza de justicia, posibilidades más amplias de éxito en la tarea que se nos encomienda. Le agradecemos muchísimo su presencia, que le da mucho mayor valor y fuerza a esta reunión. Muchas gracias, señor Gobernador, no sólo por su hospitalidad, no sólo por la forma tan plena en que la coordinación se ha podido lograr en este Estado con los resultados que a la vista están, sino fundamentalmente por su buen gobierno que no sólo ejemplifica sino además fortalece también las posibilidades de paz. Muchas gracias a todos los sinaloenses por permitirnos, a los Procuradores de la república, a utilizar su espacio para la reflexión, para el debate y para la concertación de temas que no pueden estar separados, disociados, que no pueden verse desde perspectivas puramente regionales, aunque deba tener las caracterizaciones regionales que cada uno de los estados requiere. Muchas gracias a todos los que forman parte de la tarea central de hacer justicia, a todos los funcionarios, a la representación de los tribunales superiores del país en la presencia de su presidente, que nos hace el favor de acompañarnos. Muchas gracias, porque si alguna tarea es crucial para el país, si alguna tarea es verdaderamente importante para que el desarrollo pueda darse asociado a la justicia, es la tarea que Procuradores de Justicia y Tribunales puedan hacer para generar el elemento central que un Estado de Derecho puede tener. 2 El Estado de Derecho se configura cuando la sociedad entiende los límites de su territorio, acepta en las formas democráticas que puede hacerse una convivencia social basada en reglas, basada en normas, basada en la conducta aceptada por la sociedad; para que esto se dé, el elemento central es la confianza. La tarea más importante a la que debemos dedicarle el mayor esfuerzo es indudablemente la de la generación de la confianza. Un Estado se desarrolla cuando sus autoridades representan plenamente los intereses mayores del pueblo y cuando este pueblo deposita, no sólo con su voto, la legalidad de su representación, sino la legitima con su confianza. Y esta legitimación de la confianza es una tarea central de quienes formamos parte del aparato de procuración de justicia en el país. No se da con discursos, no se da con proyectos, se da en los hechos diariamente y en cada una de las resoluciones que toma cada uno de los funcionarios que procuran o administran la justicia, en la certeza de sus hechos. Aplicar justicia siempre es un dilema, generalmente hay dos partes, cuando no más, y generalmente una pierde y una gana. Aun el que pierde debe estar seguro y confiado de que lo que se aplicó fue justicia. Por eso en la mayor parte del país, las instituciones que se encargan de esto se llaman Procuradurías de Justicia y las que se llaman Fiscalías tienen la misma tarea, es éste el eje central de nuestra actividad y es ésta la razón de nuestra reunión. A partir del momento que el señor Secretario de Gobernación nos haga favor de inaugurar esta reunión empezaremos a deliberar, como lo hemos hecho antes en la búsqueda de estos propósitos, en el señalamiento de nuestras prioridades y objetivos, en la posibilidad de encontrar los mejores caminos para que nuestra tarea produzca, junto con la confianza, el resultado de la justicia que es el que se nos encomendó, muchas gracias a todos, muy bienvenidos todos y ojalá y tengamos los resultados que nos aclama el país. Muchas gracias.