La Contraloría Social forma parte de una relación de corresponsabilidad entre las personas benecifiarias y el personal de gobierno (servidoras y servidores públicos) responsable del programa federal.