Ciudad de México.- Cada 14 de febrero a partir de 1943, Día del Telegrafista. En el recuento el primero de febrero de 1933, la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, decidió unir en una sola las Direcciones de Correos y Telégrafos, argumentando grandes economías para el erario y también mayores facilidades para el despacho y los intereses del público.

Los telegrafistas afirmaron no estar en desacuerdo con la fusión, su molestia era con el procedimiento; al no considerarlos en el análisis o diagnóstico que dio origen a esa decisión por parte de las autoridades, y considerar en serio peligro su fuente de trabajo, porque no cualquiera sin la debida formación puede hacerse cargo de la comunicación telegráfica.

Iniciaron “la huelga” el 14 de febrero de 1933, -acaso unas horas- antes de recibir el pago de su quincena, por lo que, a unas cuantas horas de huelga sus recursos empezaron a flaquear, como se advirtió en la colecta para enviar representantes a Cuernavaca, que con apuros se pudo completar. También, esos exacerbados ánimos triunfalistas que mantuvieron todo el tiempo, fue un elemento nocivo, pues afectó el celo personal de los funcionarios encargados de “dialogar” con ellos y cambió el curso de la lucha, de un plano estrictamente laboral, que miraba la eficiencia del servicio y los intereses del público y la Secretaría (es decir, de México), a otro de celos y rencores que culminó con la satanización de aptos y valerosos telegrafistas que por sus cualidades de líderes, fueron los primeros en quedar sin trabajo.

El Gobierno procedió a la requisa en las instalaciones de la Administración Central (hoy MUNAL), con exceso de violencia evitando la entrada del segundo turno con el consecuente “cese” así como el de los empleados dirigentes del Comité de Huelga, ordenado por el Gral. Acosta.

Es el recuerdo de esa lucha de los trabajadores de “la hebra”, lo que celebramos cada 14 de febrero, desde 1943, reafirmando nuestro “orgullo de Pertenencia”, por formar parte de una institución que contribuyó al desarrollo y la comunicación de México.

Medio: TV Azteca