Papá Noel mejor conocido como Santa Claus, se encontraba en su taller del Polo Norte supervisando la producción de juguetes, pues ya se acercaba la Navidad, época en que se reparten regalos a todos los niños del mundo.

Con sorpresa Santa vio que sus almacenes se encontraban al máximo de capacidad, preocupado, pregunto con voz muy fuerte a su fiel colaborador:

Dime, “Bola de nieve”, ¿qué esta pasando, por qué tenemos tantos juguetes almacenados?, preguntó consternado “Bola de Nieve” explicó que no habían recibido ninguna solicitud y le sugirió llamar a los Reyes Magos para saber si ellos sabían algo al respecto. Santa ni tarde ni perezoso tomó su teléfono mágico y llamó al castillo donde viven los 3 Reyes Magos….

¡Ring, ring, ring! -Castillo de los Reyes Magos, soy Baltazar, ¿quién habla?

-Soy Papá Noél!, les hablo porque estoy preocupado. Este año no he recibido ninguna petición de juguetes, ¡es muy extraño!, ¿ustedes saben qué está pasando?

¡Es un gusto recibir tu llamada Papá Noel!, precisamente Melchor, Gaspar y yo nos cuestionábamos lo mismo, todos los años en estas fechas ya tenemos miles de pedidos para apartar juguetes, pero hasta este momento no hemos recibido ninguna petición. Suponemos que hay problemas con la comunicación hacia el Polo Norte y lo mismo está pasando aquí en el desierto del Lejano Oriente, ¡debemos buscar otra alternativa!

En ese momento, Santa recordó a Baltazar que no se recomienda a los niños enviar sus cartas con globos de helio porque contaminan el medio ambiente y preguntó en voz alta ¿qué medio será el mejor para que los niños del mundo nos hagan llegar sus deseos…?

Los 3 Reyes magos se voltearon a ver y dijeron en coro:

-¡Un Santa-Grama o Magi-Grama!: sí esa es la solución, es fácil enviarlo y nosotros podemos contestar con otro “Santa-Grama o Magi-Grama” para confirmarles que ya recibimos su pedido, este medio es económico, seguro y además no contamina.

Los 3 Reyes Magos se abrazaron y brincaron de alegría, Santa sonrió y se escuchó al teléfono su navideño ¡Jo-Jo-Jo!

Hay que solicitar a TELECOMM que informe a todos nuestros amiguitos y a sus papás de esta nueva alianza para que envíen sus deseos a través de un Santa-Grama -dijo Baltazar- desatacando que son seguros y muy rápidos; además en cada Sucursal de Telecomm son muy amables en su trato y atención.

Sí, ¡es la solución!, -dijo Santa-, TELECOMM-TELEGRÁFOS tiene más de 1,700 sucursales en todo el país, para enviar el “Santa-Grama para Santa Claus “o su “Magi-Grama para los Reyes Magos”, ellos contestarán a cada domicilio que ya han recibido sus peticiones.

Telecomm-Telegráfos les desea:
¡Una Feliz Navidad y un excelente Año Nuevo!
En compañía de sus seres queridos
Invierno 2020