Año con año, las autoridades municipales de Nopalucan organizan un acto cívico donde participan estudiantes y habitantes del pueblo. En conmemoración de tan señalada fecha, asisten representantes del Gobierno del Estado e invitados distinguidos .

Fieles a las costumbres, los habitantes de la población, una vez terminados los discursos, poemas y efemérides que mantienen en la memoria de los presentes el sueño hecho realidad de aquel español nacionalizado mexicano, Don Juan de la Granja, organizan los festejos para celebrar el Aniversario de la introducción del telégrafo en México con un banquete de platillos tradicionales de la región, los cuales terminan con los acordes musicales que invitan al baile lleno de alegría.

La fecha se volvió tan significativa gracias a que la comunicación telegráfica le dio oportunidad a la población de acceder al desarrollo de su economía dando a conocer dicho lugar, lo que detonó el progreso en general, enlazando a todos los mexicanos para integrarlos a la modernidad de aquellos tiempos.                                      

La comunicación ha evolucionado, los sistemas han cambiado, el servicio de telegramas y giros ahora se transmite vía satélite en sistemas informáticos, sin embargo en ese rinconcito de la República siguen sin olvidar el honor que significó la inauguración del servicio telegráfico entre la capital del país y el pueblo de Nopalucan, Puebla en aquel lejano año de 1851.