El desarrollo económico y social de los países del mundo se encuentra sustentado en las actividades de los trabajadores, los cuales representan la mitad de la población del mundo.

Su salud está condicionada por factores individuales y sociales, los riesgos a los que se encuentran expuestos en el lugar de trabajo, y el acceso a los servicios de salud para su atención médica.

La Organización Mundial de la Salud tiene presente acciones para proteger y promover la salud del trabajador, con el propósito de que éstos disfruten del más alto nivel de salud física y mental y condiciones favorables de trabajo.

Para la Organización Internacional del Trabajo es importante visualizar la promoción de la salud y la prevención de las adicciones de los trabajadores como parte integral de una estrategia de seguridad y salud en el trabajo. Por lo tanto, considera necesario que se contextualice en el marco de una política nacional y de la empresa sobre seguridad y salud en el trabajo, que incluya una combinación de medicina del trabajo y promoción general de la salud.

 

Descarga AQUÍ la Guía de Recomendaciones para la Promoción de la Salud y la Prevención de Adicciones en los Centros de Trabajo