Desde su génesis, este velero fue concebido para cumplir con la misión de “Exaltar el Espíritu Marinero” de los futuros líderes de la Armada de México, asimismo, el también llamado “Embajador y Caballero de los Mares”, es un orgulloso medio a través del cual, nuestra Nación transmite el mensaje de amistad y buena voluntad en los puertos y mares del mundo. Asimismo, para aquellos mexicanos en el extranjero, representa un reencuentro y un vínculo
con su tierra, con sus raíces y con sus paisanos.

MISIÓN

“POR LA EXALTACIÓN DEL ESPÍRITU MARINERO”, lo cual se les inculca a los futuros Oficiales de la Armada de México, con el juramento de su dotación, al ofrendar hasta su último esfuerzo para hacer de él una digna y noble cuna, donde se puedan continuar fortaleciendo las mentes y espíritus de aquellos que se embarquen en su seno, persiguiendo el objetivo de instruirse para servir mejor a su Patria.

Aunado a su misión, este Embajador y Caballero de los Mares es un representante de la nacionalidad mexicana y lleva consigo un mensaje de paz y buena voluntad, además de enarbolar, orgulloso, el pabellón mexicano en los mares y puertos del mundo.