Con el propósito de conocer con precisión los daños ocasionados por el sismo registrado anoche, el secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava, se trasladó a Chiapas para coordinar, junto con las autoridades estatales y municipales, las acciones para atender a la población afectada por este movimiento telúrico.

Atendiendo la instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) escuchó y evaluó el reporte de daños, a fin de diseñar una estrategia social y de atención inmediata a la población.

Miranda Nava informó que se reforzará el suministro de productos de la canasta básica a través de tiendas Diconsa, lecherías Liconsa y Comedores Comunitarios ubicados en las zonas que resultaron dañadas.

Ambos organismos sectorizados de la Sedesol, se encargarán también de proveer a los albergues que, en su caso, determinen instalar la autoridades municipales y estatales.

De igual forma, el responsable de la política social del país instruyó ejecutar un plan de distribución de leche y agua potable con brigadas, para atender las necesidades de las familias, en tanto se normalice la situación.

Durante una reunión de trabajo realizada en Tuxtla Gutiérrez, en la que participó el gobernador de la entidad, Manuel Velasco Coello, se acordaron las acciones inmediatas de auxilio a la población en los municipios que presentan mayores daños a la infraestructura.

El subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, Javier García Bejos, informó que la Sedesol tiene una inversión de 21 mil 800 millones de pesos y proporciona atención a 3.7 millones de chiapanecos. Entre los diversos programas sociales de la dependencia detalló que el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) invierte 11 mil 200 millones de pesos en infraestructura social básica, particularmente en vivienda.

García Bejos informó que Prospera atiende a 4 de cada 5 personas en situación de pobreza y del Programa Pensión de Adultos Mayores a 8 de cada 10 personas.

Asimismo, dijo que, de ser necesario, las 2 mil 79 tiendas Diconsa, 601 lecherías Liconsa, 370 Estancias Infantiles en la entidad y 409 Comedores Comunitarios, podrían ser habilitados como albergues provisionales.

De esta manera, la Sedesol se mantiene atenta a los requerimientos de las entidades afectadas, para salvaguardar la integridad física de los habitantes.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a 8 de septiembre de 2017