Tiene por objeto lograr desde temprana edad un cambio significativo de actitud en cuanto a las conductas de agresión de los niños, así como poner un alto a la violencia y recuperar los valores desde el seno familiar, para lograr la paz social mediante el canje de juguetes bélicos, replicas de armas, explosivos o proyectiles por didácticos y/o tradicionales.
Para invitar a que más niños cambien sus juguetes, se realizan jornadas en las escuelas de nivel básico, invitándolos a participar en este movimiento, en la búsqueda de espacios de convivencia más armónicos para que niños y jóvenes se desarrollen en entornos sanos y libres de violencia”
“Te esperamos en los próximos módulos de canje que se establecerán en tu cuidad”.