El Proceso Nacional de Armonización Normativa en materia de Movilidad que dio inicio en 2019 busca armonizar el marco jurídico para la mejor implementación de las obligaciones jurídicas, nacionales e internacionales, del Estado mexicano en materia de movilidad y otras agendas transversales.

Es importante recalcar que la meta del Proceso no es la homologación de legislaciones locales, pero sí el reconocimiento tanto de necesidades normativas nacionales, como de realidades diversas en el territorio del país en pleno respeto de las competencias de cada orden de gobierno. El Proceso es un esfuerzo conjunto del gobierno mexicano, la cooperación internacional y la sociedad en su conjunto para mejorar la calidad de vida de las personas en México.

El Diagnóstico es un documento de análisis e investigación que tiene el objetivo de desentramar la compleja red jurídica de la movilidad explorando la normatividad aplicable en México en materia de movilidad. De esta forma, se podrán identificar los elementos fundamentales de la movilidad, así como las facultades jurídicas al respecto que deben ser atendidas por los diversos órdenes de gobierno. En principio, el estudio parte de la relación entre la movilidad y tres pilares fundamentales: derechos humanos, cambio climático y participación ciudadana.