Muy buenas tardes a todas, a todos, y además, ofreciéndoles una disculpa de los minutos que nos retrasamos por algún tema de protección civil, y es por eso que estamos 15 minutos más tarde.

Saludar a Ana Güezmes, que me dice Embajador y me dice aliado. De verdad que no es en la búsqueda de ningún título o representación, más bien, es en algo en lo que creemos y en lo que debe de suceder en nuestro país.

Muy al contrario, nosotros le decimos gracias, gracias por todo el apoyo, sentimos un gran respaldo de parte de Ana. Muchas gracias.

Saluda a Lorena Cruz, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres.

A Alejandra Negrete.

A los señores Subsecretarios, Oficial Mayor.

A los funcionarios de la Secretaría de Gobernación.

Saludo y me da mucho gusto que nos acompañen el día de hoy, representantes de distintas organizaciones de la sociedad civil que trabajan sin descanso en favor de las mujeres.

Menciono solo algunos, pero de verdad, con nuestro agradecimiento: a Ana Pecova muchas gracias por estar.

A Ricardo Luis Carbonell.

A Patricia Carmona, muchísimas gracias.

A Carlos Alazraki, gracias por estar aquí.

Josefina Millán, muchas gracias.

Magistrado Luis Gerardo de la Peña.

A Juliette Bonnafé.

A Germán Casas.

A Ricardo Bucio, gracias Ricardo.

A Magdalena García Hernández.

A Sergio García, de los jóvenes.

A todas y a todos ustedes, sé que siempre se omiten nombres, pero el solo hecho de su presencia, da mucha fuerza a este gran e importante evento.

Los derechos humanos inician con la igualdad entre las personas, y en ello, un componente indispensable, es la igualdad de género.

De ahí que la causa de las mujeres, deba de ser siempre, la causa de nosotros, los hombres.

Porque lo ha mencionado, y en repetidas ocasiones el señor Presidente de la República: juntos, mujeres y hombres, tenemos que ser parte de un cambio para bien de nuestro país. 

Un cambio cultural pero también social, que nos compromete como gobierno y como sociedad, en favor de los derechos de las mujeres. 

Para transformar discriminación, violencia, desigualdad, en inclusión, armonía y respeto.

En este propósito, y por instrucciones del Presidente de la República, la Secretaría de Gobernación impulsa acciones para empoderar a las mujeres, prevenir y combatir la violencia que sufren, y abrir más espacios para su participación y para su desarrollo.

Lo hacemos sumando esfuerzos, con campañas de sensibilización y de comunicación gubernamental con perspectiva de género.

Con Centros de Justicia donde encuentran refugio, atención médica y psicológica, así como orientación y defensa legal.

Con la construcción de ciudades seguras, donde todas las mujeres puedan vivir con libertad y tranquilidad. 

Con difusión de los derechos en lenguas indígenas, mediante la traducción de normas tan importantes como la Ley General de Acceso para las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

O con la Red de Enlaces de Género para promover la igualdad y la no violencia en el ámbito laboral.

Estas son apenas algunas de las muchas acciones que desde nuestra institución impulsamos en favor de las mujeres.

Y a ello se suman los importantes pasos que como país hemos dado para ampliar su participación política. 

Les comparto un dato. Sé que se ha hablado de esta reforma en los últimos años, pero iniciar estas cifras que Ana nos ha presentado, creo que vale la pena tomarlas, retomar algunas de ellas, y hablarles de esas que ya tienen efectos.

A nivel internacional, solo un 22 por ciento de las y los parlamentarios, son mujeres. Aquí en México, gracias a la reforma política impulsada por el Presidente de la República, ellas constituyen el 42 por ciento de la Cámara de Diputados.

Y a partir del proceso, de este proceso que se avecina en junio de este año, como ya es prácticamente en todos los estados, habrá 12 elecciones de Ejecutivo local, pero también de Cámara de Diputados y presidentes municipales, casi mil alcaldes, ya es horizontal y vertical.

Esto quiere decir que prácticamente en todos los niveles de gobierno, estaremos en un 50, esto es una gran noticia para las mujeres y para los hombres. 

En este marco, celebro que fortalezcamos lo que sin duda es una fructífera alianza entre ONU-Mujeres y la Secretaría de Gobernación.

Porque, y lo reitero, el camino hacia la igualdad se construye en corresponsabilidad, en un Nosotros por Ellas.

Así lo hemos entendido en este gobierno, y así actuamos desde el principio. No solo por mandato de ley, sino sobre todo, como lo he comentado, por convicción. Porque empoderar a las mujeres es empoderar a la sociedad.

Y esta iniciativa nos convoca como gobierno y sociedad, a profundizar la reflexión sobre nuestros roles, actitudes y creencias, y a desmontar aquellas prácticas que, aún sin saberlo, nos alejan de nuestro ideal de igualdad.

Hoy, con el acompañamiento de ONU Mujeres, hemos decidido acelerar el cambio hacia la igualdad, y visibilizar los estereotipos de género que limitan el desarrollo.

En este marco, como parte de un compromiso público e institucional, instruyo:

Primero, a Alejandra Negrete, titular de la CONAVIM, a que impulse la creación de al menos un Centro de Justicia para las Mujeres en cada uno de los estados de la República.

Ya tenemos camino recorrido en este tema, pues actualmente están en operación 26 Centros en 19 entidades. Hemos duplicado en tres años, tenemos que lograrlo en todo el país. Pero reitero, el compromiso es que no exista un solo estado que no cuente con uno de ellos.

Asimismo, a que inicie un Sistema de Indicadores para la erradicación, sanción y atención de la violencia contra las mujeres, y a realizar campañas para prevenir la violencia de género, iniciando por la que hoy hemos presentado. Que por cierto, a mí me pareció muy buena la campaña que iniciaremos en los próximos días.

A Roberto Campa. A fortalecer el Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres, a fin de conocer a profundidad sus causas e identificar acciones para prevenirla, y a continuar con la incorporación de la perspectiva de género en el mecanismo para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

Andrés Chao. A vincularlas a los concesionarios de radio y televisión con las mejores prácticas internacionales, así como a poner a su disposición, alternativas de capacitación y los manuales de perspectiva de género que elaborará la CONAVIM.

Y también a continuar incentivando a los medios impresos, a que adopten esquemas de auto-regulación con perspectiva de género.

Sé que Chao ya está trabajando para esta campaña que entre. Quiero ofrecer y lo pediré así al Presidente de la República, sé que contaré con su apoyo, para que se duplique, triplique la presentación de esta campaña. Creo que nos va a ayudar mucho.

Tenemos que hacerlo en el discurso, tenemos que hacerlo en acciones, como hoy en eventos públicos, pero tenemos que darle una gran difusión, y creo que esto va a llegar a donde queremos llegar: al hogar y particularmente a los varones.

A Jorge Márquez. A que impulse la certificación de la Secretaría de Gobernación con base en la nueva Norma Oficial en Igualdad Laboral y No Discriminación.

Y, a realizar una campaña al interior de nuestra institución para invitar a todos los funcionarios a unirse, con compromisos concretos, a la Campaña Nosotros por Ellas.

Me llamó la atención, somos el quinto país, hay 700 mil que se han adherido, somos el quinto país después de Estados Unidos, Canadá con 18 mil, me quiero comprometer públicamente, a que con el apoyo no solamente de la Secretaría de Gobernación, sino hacerlo extensivo a todas las Secretarías del Gobierno de la República, estaremos quintuplicando esta cifra, no solo en la firma, sino en el entendimiento de la misma campaña, y por supuesto, el apoyo y respaldo hacia las mujeres.

Ya tenemos algo que explicar y ya tenemos algo que decir al respecto de lo que ha impulsado la propia Secretaría:

La paternidad responsable, la iniciamos prácticamente nosotros en la Secretaría. Hoy prácticamente todo el Gobierno Federal ya tiene esta licencia, y quiero decirles que me da mucho gusto, por 10 días, me da mucho gusto que todas las demás áreas lo estén haciendo, y ya está llegando al sector privado y ya está llegando a los gobiernos de los estados.

Quiere decir que sí nos escuchan, sí nos ven y sí ven los alcances de lo que se está queriendo lograr en favor de las mujeres.

Así que, estoy seguro que van a ser muchos miles los que se van a adherir a esta campaña.

Las acciones que he instruido, trazarán nuestros esfuerzos en los próximos meses y reforzarán las acciones que realizamos en esta importante agenda.

Reitero, el compromiso que hoy asumimos es, sin duda, una apuesta por una sociedad más justa y más igualitaria.

Una apuesta donde nacer signifique siempre la posibilidad de un desarrollo libre y pleno, sin importar la condición de género.

En este gobierno, estamos convencidos de que construir un México de derechos y de igualdad entre mujeres y hombres, es una tarea de Estado.

Hacerlo realidad en la vida diaria de cada mexicana y mexicano, exige, por tanto, del compromiso y participación de todas, y sobre todo, de todos.

Del Gobierno, sí, pero también de la sociedad, en un cambio cultural, que pase de los prejuicios al respeto; de las prácticas discriminatorias a la inclusión, y de las barreras a las oportunidades en igualdad.

Para ello, es momento de que los hombres mexicanos rompamos los estereotipos que limitan el desarrollo de las mujeres. 

Es momento de trabajar por la igualdad.

En México no debemos de esperar los 80 años que se nos ha aquí dado como perspectiva. Tenemos que hacerlo ya y ahora, y tenemos que trabajar desde este momento.

Hemos dado muy buenos pasos, hemos logrado acciones que no se veían incluso venir en el tiempo corto.

Hoy estamos avanzando de una manera significativa, pero por las cifras, por lo que está pasando a nivel internacional, y por supuesto en nuestro país, tenemos que acelerar el paso.

El compromiso de esta Secretaría es que esto así suceda.

Les quiero decir que esta campaña por la que vamos a elevar la voz, sé que lo haremos desde la Secretaría de Gobernación, con la instrucción del Presidente, pero estoy seguro que lo haremos como sociedad en favor de las mujeres.

Muchas gracias por su atención.