Veinte años después de la aprobación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing por 189 Estados Miembros reunidos en China, su estatus e importancia como hoja de ruta para alcanzar la igualdad de género no han disminuido. Este esencial documento continúa orientando la lucha mundial contra las restricciones y los obstáculos al empoderamiento de las mujeres en todo el mundo.