Del 14 al 16 de mayo, OMPI, IMPI, OEPM y Proyecto IPKey EUIPO organizan Talleres, con temáticas dirigidas al diseño industrial, la importancia de la marca en la internacionalización de las empresas y los beneficios del Sistema de la Haya para las oficinas nacionales de propiedad intelectual (ONAPIs).

Con el Seminario Regional: Los beneficios del Sistema de La Haya para las oficinas nacionales de propiedad intelectual (ONAPIs), concluye el tercero, de la serie de talleres impartidos por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), en colaboración con el Proyecto IPKey EUIPO, en las instalaciones del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Guadalajara.

Del 14 al 16 de mayo, importantes ponentes de 19 países, como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, impartieron las diversas conferencias; teniendo como eje toral la promoción de los tratados de la OMPI, así como el fortalecimiento de los mecanismos de protección a nivel local y regional para facilitar el registro de marcas y diseños industriales.

Durante este tercer Taller, se llevaron a cabo los Paneles: “La protección de los diseños por la vía nacional I y II”, “Coloquio sobre tendencias en el diseño”, “Mesa redonda sobre el Sistema de la Haya”; la conferencia enfocada a los “Servicios de una Oficina nacional de ayuda a los diseñadores”, y la presentación de un caso de éxito referente al uso del Sistema para la protección internacional.

El Arreglo de La Haya constituye un mecanismo para adquirir, mantener y gestionar los derechos que confieren los dibujos y modelos industriales en los países y las organizaciones intergubernamentales miembros de la Unión de La Haya. El cual se realiza presentando una “única” solicitud internacional ante la OMPI, que se traduce en un “único” registro internacional.

Esta herramienta ofrece a los usuarios la posibilidad de ahorrar tiempo y dinero al permitirles obtener fácil y de manera expedita la protección para sus dibujos o modelos en varios mercados. Esta solicitud internacional sustituye a toda una serie de solicitudes que, de otro modo, debieran efectuarse ante varias oficinas nacionales de propiedad intelectual (ONAPIs).