La autoproducción de vivienda consiste en el diseño y construcción de una casa, bajo tu supervisión, pero contando con la asesoría integral necesaria.

Tienes la opción de construirla con tus propias manos, contar con la ayuda de tu comunidad, o bien, contratar a terceros para edificar la vivienda.

El construir tu propia casa con el subsidio del Gobierno de la República tiene muchas ventajas. Estas son algunas de ellas:

1. Menos gastos.

El hecho de que las familias utilicen su terreno para construir, genera menores costos en comparación con la adquisición de un crédito o la compra de una vivienda nueva.

/cms/uploads/image/file/326274/Autoproduccion1.jpg

2. Cohesión social.

La CONAVI privilegia la participación de los vecinos y el comercio local en los procesos de autoproducción de vivienda.

Cada uno de los miembros de la comunidad hace uso de sus capacidades para la construcción de las casas, para que al final no solo se tenga una vivienda resistente, sino también un tejido social regenerado y fortalecido.

/cms/uploads/image/file/326276/cohesion_social.jpg

3. Diseño propio.

El diseño de la vivienda en la autoproducción es esencial, pues va a conservar la imagen de la comunidad y además se ajusta a las necesidades de sus futuros habitantes.

La participación de la comunidad es muy importante, debido a que construirán la casa de acuerdo a sus usos y costumbres, con la asesoría de expertos en construcción; además de respetar el Reglamento de Construcción Local.

Esta modalidad también permite que los habitantes de la vivienda, puedan planear como les gustaría ampliarla en un futuro con la llegada de más integrantes o la construcción de un local comercial.

/cms/uploads/image/file/326273/Autoproduccion1.mp4.jpg

4. Materiales de calidad.

Una de las premisas de la Política Nacional de Vivienda es que las personas tengan una casa digna, de calidad y sustentable; en este rubro la modalidad de autoproducción privilegia estas características.

La asesoría técnica integral que recibirán los beneficiarios, incluye el uso de materiales de construcción de calidad para que la vivienda resista sismos, cambios de temperatura y otros fenómenos naturales.

/cms/uploads/image/file/326299/Materiales1.jpg

5. Servicios básicos.

Los servicios como el agua, la energía eléctrica, el gas y el drenaje, son indispensables para que las familias tengan una vida digna.

En la autoproducción de vivienda, se permite planear la manera de eficientar dichos servicios para evitar reparaciones posteriores.

/cms/uploads/image/file/326275/Servicios_b_sicos.jpg

6. Asesoría técnica integral

Durante el proceso de autoproducción de vivienda, se cuenta con especialistas en la nivelación y cimentación del terreno, así como colocación de losa de concreto y construcción de muros.

El especialista estudia las condiciones del terreno para que la casa tenga una nivelación adecuada y cuente con cimientos fuertes que garanticen la seguridad estructural de la vivienda.

Asimismo, el especialista supervisa la colocación de los castillos, pues es indispensable que la vivienda tenga los criterios mínimos de resistencia.

Finalmente, el beneficiario puede participar en la colocación de muros con la asesoría adecuada, para asegurar la verticalidad de las paredes.

/cms/uploads/image/file/326278/construccion.jpg

La modalidad de Autoproducción de Vivienda del Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales está disponible en todos los estados del país.

Para poder obtener el subsidio se debe contar con un terreno propio, tener ingresos menores a 11 mil 474 pesos al mes y tener un ahorro equivalente al 5 por ciento del costo de la vivienda.

Si deseas más información sobre la modalidad de autoproducción entra a http://bit.ly/Autoproduccion