Hasta el año 2013 se actuaba de manera reactiva ante el fenómeno de la sequía. Con el PRONACOSE y particularmente con los Programas de Medidas Preventivas y de Mitigación a la Sequía (PMPMS), se busca contar de antemano con  planes y acciones que se aplicarían ante eventuales situaciones de escasez temporal de agua con el objetivo de minimizar impactos ambientales, económicos y sociales. Con estas planes se busca:

  • Garantizar la disponibilidad de agua requerida para asegurar la salud y la vida de la población: abastecimiento público, doméstico, urbano y rural.
  • Evitar o minimizar los efectos negativos de la sequía sobre el ambiente, en especial sobre el régimen de caudales ecológicos.
  • Minimizar los efectos negativos sobre las actividades económicas, según la priorización de usos establecidos en la legislación de aguas y en los programas hídricos.

Política Pública Nacional para la Sequía