Uno de los principales objetivos de la Guía de buenas prácticas para establecimientos que almacenan y distribuyen medicamentos y demás insumos para la salud, consiste en informar los elementos que se deben evaluar para mantener las condiciones sanitarias de los mismos. De igual forma, tiene el propósito de brindar información sobre los aspectos técnicos para que los responsables de este tipo de negocios puedan identificar de manera ágil y sencilla aquellos puntos de mejora para darles oportuna atención y cumplir de manera eficiente con las disposiciones sanitarias incluídas en la normatividad vigente.