Canciller José Antonio Meade: Que se generen condiciones para un comercio lícito de armas convencionales, y que por la vía de mejores controles, de mejor análisis de riesgos se evite que las armas convencionales lleguen a manos ilícitas, a manos de terroristas, a manos de la delincuencia organizada o manos de quienes con ellas quieren violar derechos humanos.

Es un avance importante, es un avance que nos hace corresponsables globalmente con el tema. Y ésta que es la Primera Conferencia de las Partes, será muy relevante para empezar implementar este tratado en beneficio de todos.

Pregunta: ¿Qué está haciendo México para que cese este tráfico de armas?

Canciller José Antonio Meade: México fue un gran actor de esta iniciativa y México es el anfitrión de la Primera Conferencia de las Partes. México trabaja todos los días no solamente lo bilateral con Estados Unidos a nivel federal, sino con las entidades en la inteligencia de que la normatividad local pueda hacer mucha diferencia, pero el hecho de que Estados Unidos sea signatario de este Tratado de Armas y de que lo sean también quienes a través de Estados Unidos comercian armas implica la primera posibilidad, desde el ámbito multilateral, de generar controles que beneficien a México.

Pregunta: ¿Y hay algunas cifras ya de este avance que se estaría logrando en la reducción de este tráfico de armas?

Canciller José Antonio Meade: En principio, lo que hay ahorita, es la voluntad de cumplir con el marco normativo, un tratado que ya suscribieron 69 países y lo ratificaron. Tres más que lo firmaron y están proceso de ratificación, y más de 50 que han firmado el tratado y que por lo tanto se obligan a no tomar ninguna acción que obstaculice su fin útil.

Es un esfuerzo en movilización internacional inédito, y es la primera vez por la vía multilateral, por la vía del análisis de riesgo se está logrando que los países asuman su responsabilidad en materia de evitar que las armas convencionales lleguen a manos o a sectores que son ilícitos. Muchas gracias.