Vicepresidenta Isabel de Saint Malo: Hemos tenido una conversación amplia sobre temas importantes de la agenda bilateral. Hemos conversado sobre la próxima Cumbre Iberoamericana a celebrarse en México, en Veracruz, la cual por supuesto contará con la participación del presidente Juan Carlos Varela y la delegación panameña.

Hemos podido conversar también sobre la Cumbre de las Américas, a celebrarse el 10 de abril en Panamá, y hemos reiterado esa invitación a México para contar con la presencia del presidente Peña Nieto y su delegación aquí en Panamá con motivo de la Cumbre de las Américas.

De la misma forma hemos podido conversar sobre otros retos que enfrentamos como país, así como las frecuencias de vuelo que se dan y son múltiples ya entre Panamá y México, y el interés de ambos países de poder ampliar esas rutas, lo cual seguiremos trabajando de manera conjunta como lo hemos hecho hasta ahora.

También el interés de Panamá, así lo hemos podido manifestar al canciller Meade, el interés nuestro de que pueda México considerar apoyar la candidatura de Eduardo Stein para la OEA, que es un candidato que varios de los países de Centroamérica para las próximas elecciones de la secretaría general.

Nuevamente, señor canciller, muchas gracias por su visita, por su presencia, para nosotros es muy importante, le damos gran valor. Muchísimas gracias.

Canciller José Antonio Meade: Muy buenas tarde, México se siente muy complacido, muy orgulloso de la fortuna de este encuentro bilateral, el primer encuentro bilateral formal de la señora vicepresidenta y canciller de Panamá, ocasión para revisar lo que es una agenda de alto contenido en una gran variedad de temas.

México y Panamá tienen una agenda comercial intensa y dinámica, y una relación de inversión importante que hace de Panamá el principal inversionista centroamericano en México.

Tenemos y participamos, y queremos seguirlo haciendo, de la que es la economía más dinámica en la región, participamos además en muchos foros y espacios regionales en donde la coordinación de México y Panamá son relevantes; lo hacemos en el sistema de Integración Centroamericana, participamos en el Diálogo Mesoamericano en donde estamos desarrollando de manera conjunta proyectos de infraestructura e iniciativas de alto contenido social, como el proyecto que tiene que ver con el combate contra el hambre en Mesoamérica.

Oportunidad también para aprender de la experiencia de Panamá en la Cumbre Iberoamericana, que tocará ahora celebrar a México en el estado de Veracruz, y efectivamente de conversar sobre la importante que tendrá verificativo en Panamá en abril del año que entra, la Cumbre de las Américas, en la que deseamos el mayor de los éxitos a Panamá, y en el que hemos ofrecido la participación entusiasta de México.

En síntesis, para México, la relación con Panamá es de gran importancia, lo ha sido a lo largo de su historia y estamos ciertos de que lo será en el futuro cercano. Y el presidente Peña Nieto, por mi conducto, hace votos por una relación cercana y una relación exitosa del presidente Varela y ciertamente de la canciller Saint Malo.

Pregunta: Señor canciller, bienvenido a Panamá. Bueno, trataremos de aprovechar estas dos preguntas. Primero: sobre la Cumbre Iberoamericana que viene, en Veracruz, ¿ha invitado al presidente Raúl Castro a esa cumbre? Y la otra pregunta es: tomando en cuenta que la cumbre realizada en Panamá en 2013 tuvo la menor asistencia de jefes de Estado, de gobierno y presidentes. No vinieron los presidentes del ALBA. ¿Tiene usted expectativa de que la Cumbre Iberoamericana de Veracruz va a romper récord de asistencia?

Canciller José Antonio Meade: La Cumbre Iberoamericana es un espacio de gran importancia, muy necesitado y muy urgido de un proceso de renovación. La cumbre celebrada en Panamá tuvo gran importancia dentro de la historia, y la tendrá de las cumbres iberoamericanas, porque será recordada como el espacio en el que se decidió refundarla y se decidió darle foco a su nueva vocación.

Hay que recordar que, desde el inicio de la Cumbre Iberoamericana a la fecha, se han generado otros espacios de diálogo regional, notablemente la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Eso obligaba a que repensáramos la cumbre. Se hizo un trabajo extraordinario por parte del doctor Enrique Iglesias; la canciller, entonces de México, Patricia Espinosa; y el presidente Lagos, de Chile, para encontrar, dentro de esos nuevos espacios regionales, cuál debiera ser la vocación de la iberoamericana.

Se encontró, primero, que las cumbres debieran ser bienales. Segundo: que debiéramos de concentrarnos en temas de cultura, ciencia, tecnología, innovación y cooperación. Y ello, este nuevo foco, esta nueva periodicidad, permitiría revitalizar la iberoamericana. Un elemento adicional dentro de ese proceso fue, justamente, el relevo del secretario general, reconociendo, y aquí vuelvo a aprovechar para hacerlo, la extraordinaria labor de Enrique Iglesias, pero también para celebrar el relevo en la persona de Rebeca Grynspan que con su entusiasmo, su talento y su vigor le inyectará nuevo brío a la Iberoamericana.

México ha invitado a todos los jefes de Estado que la integran. Pensamos que esta oportunidad de relanzamiento de la Iberoamericana bajo los principios que se construyeron con el liderazgo de Panamá le dará un nuevo espacio de importancia que esperamos se refleje ciertamente en la asistencia.

Pero aquí es importante señalar, desde 1991 a la fecha, aun cuando en no todos los casos han estado los jefes de estado, en todos los casos han estado siempre todos los países que integran la Iberoamericana representados, y esa no fue la excepción en Panamá.

En Panamá no hubo un sólo estado miembro de la Iberoamericana que no estuviera presente, y nosotros lo que esperamos en el caso de México es que todos los países, ojalá, al mejor nivel posible estén representados, pero lo importante es que no haya una sola silla vacía en este ánimo de preservar un espacio que nos hemos dado en la comunidad Iberoamericana para hablar de educación, de cultura, de innovación, con quienes compartimos, insisto, este espacio.

Pregunta: Sabemos que en la gira de Estados Unidos tocó el tema. ¿Cuál es el contenido de la invitación que se le va a hacer a Cuba para la Cumbre de las Américas?

Vicepresidenta Isabel de Saint Malo: La invitación a Cuba a participar en la Cumbre de las Américas es un tema que se viene conversando en diversas de las reuniones previas de la cumbre. Muchos de los países de la región han expresado el interés de que Cuba sea invitada a la Cumbre de las Américas, y Panamá como país anfitrión ha manifestado públicamente que hemos acogido ese llamado a los países de la región que se ha hecho público en distintos espacios, en distintos foros.

La visita nuestra a Washington fue una visita que tuvo distintos objetivos, por supuesto la Cumbre de las Américas fue uno de los temas abordados. Con el Banco Interamericano de Desarrollo pudimos conversar con su presidente, Alberto Moreno.

El Banco Interamericano de Desarrollo va a estar colaborando con la preparación de la cumbre empresarial, así como lo hicieron en la última Cumbre de las Américas en Cartagena.

Eso es un componente importante de la Cumbre de las Américas, y nosotros vamos a impulsar la participación de empresarios de toda la región en ese marco que se celebra con un día previo de la sesión de jefes de Estado.

De la misma manera, en Washington tuvimos la oportunidad de conversar con el secretario general de la OEA, el secretario Insulza, así como el grupo técnico de organismos que apoyan en lo que es la preparación del contenido en las cumbres donde participan por las Naciones Unidas del Banco Mundial, del Banco Interamericano, un sin número de organizaciones que históricamente han venido colaborando con la celebración de las cumbres.

También conversamos con el secretario Kerry, donde pudimos hablar de varios temas de la agenda bilateral entre Panamá y Estados Unidos, agenda la cual es extensa y tiene lazos históricos también y pudimos conversar, también, sobre el tema que Panamá está proponiendo para esa cumbre de la junta.

Pregunta: (Inaudible)

Canciller José Antonio Meade: México compromete todo su empeño para que la cumbre sea exitosa. México siempre ha sido de la tesis en su política exterior, de que es mejor hablar con los países que hablar de los países, y que cualquier caso de encuentro es ocasión propicia para generar mejores elementos de cercanía y mejores elementos de entendimiento y hacemos votos para que estos principios y esta inspiración, justamente encuentre verificativo en la cumbre y para ello, Panamá contará con todo nuestro apoyo.

Vicepresidenta Isabel de Saint Malo: La fecha de la Cumbre es el 10 de abril, efectivamente, y coherente con lo que hemos venido mencionando como uno de los pilares importantes de la política exterior del gobierno del presidente Juan Carlos Varela, que es el objetivo que Panamá pueda ser un país que tienda puentes, que promueva el diálogo, que promueva el consenso, que promueva la convergencia; coherente con ese objetivo es nuestro interés, que todos los países de la región, puedan participar en la cumbre.

Panamá, además, considera que los retos que enfrentan nuestras poblaciones y nuestros ciudadanos, son los mismos en todos los países. Indistintamente de la posición geográfica del país, o la posición política del país.

Al final los ciudadanos de América Latina y el Caribe también enfrentan los mismos retos,  retos de seguridad ciudadana, retos de pobreza, de pobreza extrema, el problema  migratorio, que es un problema de toda la región, el problema de la energía, que es un tema también de toda la región.

Estamos convencidos, que ha llegado el momento de que los líderes de la región, podamos enfocarnos en lo que son las necesidades de la gente y encontrar acuerdos y mandatos específicos en esa dirección y estamos seguros de que la Cumbre de Américas podrá ser un espacio por la participación amplia de todos los países para tener ese diálogo abierto y franco.