Representantes de los gobiernos de México y Estados Unidos sostuvieron este miércoles la segunda reunión del Grupo de Alto Nivel para la Prevención de la Violencia Fronteriza, encuentro realizado en la sede del Departamento de Seguridad Interna (DHS) en Washington, D. C.

Este grupo tiene el mandato de trabajar bajo el compromiso bilateral de prevenir incidentes de uso de la fuerza, con un enfoque de corresponsabilidad e involucramiento de las comunidades fronterizas.

Durante el diálogo, se acordaron los procedimientos de intercambio de información relativa a protocolos de uso de la fuerza y se compartieron procedimientos de notificación consular oportuna y expedita en el caso de incidentes de uso de la fuerza letal y menos que letal.

En esta reunión, ambas partes exploraron áreas de colaboración en materia de sensibilización a los agentes migratorios estadounidenses y campañas binacionales dirigidas a las comunidades transfronterizas para prevenir la violencia.

Acordaron establecer un programa de difusión sobre las oportunidades de la frontera, en el que se incluyan los riesgos de conductas hostiles que puedan derivar en uso de la fuerza letal y participación en redes del crimen organizado, entre otros.

La reunión fue presidida por el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Sergio Alcocer; el jefe de cancillería de la embajada de México en Washington, Alejandro Estivill Castro; y la directora general de Protección a Mexicanos en el Exterior, Reyna Torres Mendivil.

La delegación estadounidense del Departamento de Seguridad Interna estuvo liderada por el subsecretario para Asuntos Internacionales, Alan Bersin; y por el comisionado de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, Richard Gil Kerlikowske.

El grupo continuará promoviendo iniciativas entre la red consular mexicana y los diferentes sectores de Patrulla Fronteriza y CBP para difundir los riesgos de los cruces indocumentados entre las comunidades fronterizas.

El Grupo de Alto Nivel para la Prevención de la Violencia Fronteriza será retroalimentado por los trabajos del grupo técnico de la SRE y DHS que sesionará periódicamente para avanzar en los compromisos alcanzados en la reunión, con el mandato de velar por el respeto a los derechos humanos de las personas que habitan la región transfronteriza.