México y Estados Unidos celebraron ayer la V Reunión del Comité Ejecutivo Bilateral (CEB) para la Administración de la Frontera del Siglo XXI, en Washington D.C. El encuentro fue copresidido por los Secretarios Ejecutivos del Comité, el Dr. Sergio Alcocer Martínez de Castro, Subsecretario para América del Norte, y Patricia Cogswell, Asistente Especial del Equipo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Se contó con la participación de funcionarios de alto nivel de distintas dependencias federales de ambos países.

Enmarcado en un espíritu de pleno respeto y responsabilidad mutua, con una visión de largo plazo, este foro ha permitido instrumentar distintas iniciativas acordadas binacionalmente con miras al desarrollo de la región fronteriza. La atención conjunta y coordinada ha resultado en una visión integral de las distintas temáticas fronterizas que ha permitido el cumplimiento de la encomienda plasmada en la Declaración para la Administración de la Frontera.

A través del CEB y mediante la elaboración de planes de acción anuales, México y Estados Unidos trabajan para: reducir los costos de hacer negocios entre ambos países, generar estrategias en materia de seguridad, y facilitar los flujos seguros y eficientes de bienes y personas.

Ayer el Comité adoptó el Plan de Acción 2013 y presentó el reporte final de cumplimiento del Plan de trabajo 2012. Respecto a este último, se destacan los siguientes logros bilaterales reportados:

En materia de infraestructura, se reportó el inicio de operaciones del nuevo acceso a México del puerto Tijuana-San Ysidro, conocido como “El Chaparral”; la construcción de cuatro nuevos carriles comerciales hacia el norte en el cruce fronterizo Nogales-Nogales III “Mariposa”, el inicio de operaciones del cruce fronterizo Boquillas del Carmen-Big Bend, así como la conclusión de los Planes Maestros Fronterizos Sonora-Arizona, Santa Teresa/Chihuahua-El Paso y Tamaulipas-Valle Bajo del Río Bravo.

En lo que respecta a Flujos Seguros, se presentaron importantes avances en la expansión de programas de “viajeros confiables”, tales como Global Entry y SENTRI. Asimismo, continuaron los programas de repatriación al interior, que buscan llevar a cabo repatriaciones seguras, humanas y ordenadas; se construyeron o adecuaron las instalaciones de tres sitios para implementar programas piloto de operaciones de pre-despacho, que agilizarán los flujos comerciales en las zonas determinadas; se puso en marcha el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NEEC), a fin de promover la afiliación a programas de certificación, y se llevaron a cabo reuniones del Mecanismo Binacional de Interacción Publica para contar con la perspectiva de productores, legisladores y habitantes de la región y enriquecer así las estrategias desarrolladas por ambos gobiernos federales.

En lo concerniente a Seguridad y Procuración de Justicia, se destacó el trabajo conjunto en el marco de los Protocolos de Prevención de Violencia Fronteriza, a fin de identificar redes de alto riesgo y vías de tráfico de armas, drogas, y dinero; se informó sobre la adopción de la Estrategia de Investigación Coordinada, a fin de incrementar las investigaciones y los procesos de persecución del delito con base en inteligencia; se concluyó la elaboración de un estudio técnico sobre el tráfico de armas y explosivos entre México y Estados Unidos, el cual permitirá adoptar lineamientos y políticas en favor de la seguridad fronteriza.

Respecto a las acciones a desarrollar en el 2013 destacan proyectos en seis puertos de entrada; la culminación de los Planes Maestros Fronterizos; el impulso a asociaciones público-privadas, y la búsqueda de proyectos creativos de infraestructura para facilitar el comercio.

En materia de flujos seguros, entre otras acciones, se continuará el desarrollo y la implementación de estrategias para reducir los tiempos de espera; se fortalecerá el programa NEEC, y se expandirá el registro en programas de viajeros confiables (SENTRI, FAST y Global Entry).

En materia de seguridad y procuración de justicia se adoptaron acciones enfocadas a dar seguimiento puntual a la implementación de los Protocolos de Prevención de Violencia Fronteriza y establecer una estrategia coordinada para identificar, quebrantar y desmantelar redes de alto riesgo de tráfico de personas, armas, drogas y dinero en efectivo. Asimismo, se desarrollaron iniciativas para promover entrenamientos coordinados; la recolección, análisis e intercambio de información, y para identificar aquellos mecanismos que fortalezcan las investigaciones sobre túneles transfronterizos utilizados para contrabando.

Finalmente, las delegaciones acordaron dar seguimiento al avance de las acciones a través de la celebración de reuniones bilaterales periódicas. Se prevén dos reuniones técnicas bilaterales previas a la VI Reunión del CEB, que se celebrará en diciembre y en la que se reportará el cumplimiento del Plan de Acción 2013 y se adoptará el siguiente plan de trabajo que dé continuidad a los esfuerzos conjuntos enfocados al desarrollo de la región.

A través de estas y otras iniciativas, México y Estados Unidos refrendan su compromiso de mejorar la manera en que se administra la frontera común, a fin de potenciar su competitividad económica, facilitar el intercambio comercial y los viajes legítimos, al tiempo que se fortalezca el desarrollo, la seguridad pública y el combate a las organizaciones criminales transnacionales.