El presidente Enrique Peña Nieto recibirá mañana miércoles en Toluca, Estado de México, a sus homólogos de Estados Unidos, el presidente Barack Obama, y de Canadá, el primer ministro Stephen Harper, a fin de celebrar la Cumbre de Líderes de América del Norte. Este espacio de diálogo les permitirá refrendar el compromiso con el objetivo en común de construir en América del Norte la región más dinámica y competitiva del mundo.

La Cumbre es el único foro periódico de encuentro trilateral al más alto nivel. Los mandatarios definen las líneas que orientan el trabajo de los tres gobiernos. Acuerdan también acciones concretas a desarrollar así como la estrategia para proyectar la asociación regional en el ámbito global. Los resultados de la Cumbre derivan asimismo de reuniones y consultas previas entre gobiernos y con sectores interesados -empresarial, académico y de la sociedad civil- con la meta de mejorar el bienestar de las sociedades de los tres países.

Al cumplirse 20 años de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, los tres gobiernos trabajan juntos, con visión de futuro, en beneficio de sus sociedades. La región en su conjunto genera cerca del 30% del producto interno bruto mundial, cuenta con notables ventajas logísticas y de comunicaciones así como con un capital humano de 450 millones de personas.

Los líderes buscarán potenciar las complementariedades de los países para impulsar la prosperidad compartida e incluyente, e identificarán nuevas áreas de oportunidad. Revisarán el estado de la colaboración para garantizar la seguridad ciudadana. Discutirán también asuntos hemisféricos y globales de interés compartido.

Al término de la Cumbre de Toluca, los líderes emitirán una declaración conjunta.