Presidieron el encuentro la asistente especial del presidente y directora de Seguridad Transfronteriza del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Amy Pope, y el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Sergio Alcocer, acompañados de funcionarios de alto nivel de México y Estados Unidos.

La reunión tuvo como objetivo dialogar sobre los mecanismos para facilitar el flujo de mercancías y personas, así como mejorar la seguridad en la región fronteriza en beneficio de ambas sociedades.

El CEB revisó los avances logrados en el Plan de Acción 2014, y acordó la agenda para 2015 de sus tres subcomités: Infraestructura, Flujos Seguros, y Seguridad y Procuración de Justicia.

La frontera es esencial en nuestra relación comercial. México es el segundo mercado para las exportaciones estadounidenses, mientras que Estados Unidos es el principal socio comercial de México. Nuestra frontera común es una fuente de competitividad, que contribuye a incrementar nuestros intercambios comerciales.

Durante el presente año, los proyectos de infraestructura coordinados por el CEB tuvieron un impacto positivo en la vida diaria de millones de personas, al agilizar el cruce transfronterizo de bienes y personas.

En la región Tijuana-San Diego, con la conclusión de una fase clave del proyecto de modernización del puerto de entrada El Chaparral-San Ysidro, el más utilizado a nivel mundial, se redujeron significativamente los tiempos de cruce de hasta tres horas a 30 minutos.

En la región Tamaulipas-Texas, el Puente Internacional Los Tomates-Veterans, que conecta las ciudades de Matamoros y Brownsville, construyó un segundo cuerpo del puente y con ello duplicó su capacidad y mejoró la seguridad vial al separar el flujo de vehículos ligeros del de carga.

En el puerto de entrada Nogales-Nogales III “Mariposa”, localizado en la frontera entre Sonora y Arizona, y por el cual ingresa a Estados Unidos la mayor parte de las exportaciones mexicanas de productos perecederos, se concluyeron obras de gran escala para su renovación y expansión, con lo que se duplicó su capacidad de procesamiento vehicular en sentido norte.

El Subcomité de Infraestructura acordó el Plan de Acción 2015 para continuar la colaboración binacional en un gran número de proyectos fronterizos: apoyar el desarrollo del Plan Maestro Fronterizo Chihuahua-Nuevo México; analizar el estudio de infraestructura fronteriza elaborado por el Banco de Desarrollo de América del Norte; y, explorar mecanismos innovadores para el financiamiento de proyectos, como las Asociaciones Público-Privadas.

Durante 2015, el Subcomité de Infraestructura buscará fortalecer el acercamiento con actores locales, industria, cámaras de comercio y sociedad civil, a fin de mejorar el diálogo en la materia.

El Subcomité de Flujos Seguros trabajó en la facilitación del movimiento seguro de bienes y personas en nuestra frontera. En 2014, se logró la firma del Acuerdo de Reconocimiento Mutuo entre el Servicio de Administración Tributaria de México (SAT) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), mediante el cual se reconocen mutuamente los programas de certificación de transporte de carga trasfronterizo: el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NEEC) en el caso de México, y la Asociación Aduanal-Comercial Contra el Terrorismo (C-TPAT, por sus siglas en inglés).

Asimismo, se establecieron 10 programas piloto para medir los tiempos de espera de vehículos de pasajeros y comerciales para un manejo eficiente de los flujos. Ello promoverá el comercio al reducir los tiempos de cruce para camiones de carga, el desarrollo de programas para analizar los tiempos de revisión, y la formulación de estrategias binacionales para atender problemas comunes.

Asimismo, el subcomité trabajó en la promoción de los programas de viajeros confiables de ambos países, Viajero Confiable en México y Global Entry en Estados Unidos, a fin de hacer más expeditos los flujos de viajeros, turistas y personas de negocios entre nuestros países. Adicionalmente, se avanzó en la segmentación de tráfico en la frontera, lo que ha contribuido a agilizar los tiempos de cruce para viajeros y transportistas confiables.

El Subcomité de Seguridad y Procuración de Justicia, por su parte, acordó acciones para prevenir incidentes de violencia fronteriza; mejorar nuestra coordinación; así como estandarizar la recopilación de información estadística para reforzar nuestra colaboración en la frontera.

El Subcomité apoyó programas de capacitación para la Policía Federal mexicana. Se acordó sostener reuniones técnicas en temas relacionados con la evaluación conjunta de riesgos, el intercambio de mejoras prácticas y el tráfico de armas. Ambas delegaciones acodaron fortalecer acciones coordinadas para combatir a las redes criminales de trata y tráfico de personas y armas.

El CEB acordó un plan de trabajo ambicioso para 2015 alineado con las acciones del Diálogo Económico de Alto Nivel México-Estados Unidos, el Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII), y el Consejo Mexicano-Estadounidense para el Emprendimiento y la Innovación (MUSEIC).

Convino la adopción de un grupo de trabajo sobre sustentabilidad y calidad de vida, así como reforzar la estrategia binacional de comunicación para la Frontera del Siglo XXI, involucrando a actores de los sectores públicos y privados de ambos países en la creación de una región próspera y competitiva.

México y Estados Unidos emitieron, en 2010, la Declaración Conjunta para la Administración de la Frontera en el Siglo XXI, que reconoce el interés compartido de crear una frontera que promueva la competitividad económica y mejore la seguridad regional a través del flujo eficiente, ágil y seguro de bienes y personas.