Como parte de las actividades de la presidencia pro témpore de México en la Conferencia Regional de Migración (CRM) durante 2015, este martes se celebró el Seminario Internacional “Oportunidades y límites de las medidas migratorias propuestas por el presidente Barack Obama, ¿qué pueden y deben hacer México y Centroamérica?”.

En este marco, el canciller José Antonio Meade Kuribreña entregó reconocimientos a nueve empresarios que, junto con la Fundación BBVA-Bancomer, desarrollaron en el último año un proyecto de apoyo para albergues de personas migrantes en la frontera sur de México, con prioridad a aquellos que atienden a niñas, niños y adolescentes en tránsito desde América Central.

El apoyo de la Red Empresarial de la Fundación surgió a partir de una invitación del secretario Meade a diversas instituciones privadas y organizaciones de la sociedad civil a sumar esfuerzos para responder al aumento en los flujos de menores migrantes no acompañados en tránsito por México con destino a Estados Unidos registrado en 2014.

La red empresarial ha logrado, entre otros, la aportación de colchones, ropa, computadoras, alimentos no perecederos así como la donación de casi 4 mil litros mensuales de leche. Estos recursos ayudan a atender las necesidades básicas de personas migrantes.

Con estas acciones el gobierno de México impulsa la participación de académicos, sociedad civil, empresarios y gobiernos de la CRM, en la atención del fenómeno migratorio regional bajo el espíritu de la responsabilidad compartida.

Durante la presidencia mexicana de la Conferencia Regional de Migración se buscará avanzar en el diseño e implementación de esquemas integrales y regionales que respondan al fenómeno migratorio en todas sus dimensiones.

El objetivo de este encuentro fue analizar, junto con representantes de otros diez países de la CRM, los retos y oportunidades de las medidas administrativas de acción diferida anunciadas en noviembre pasado por el gobierno de Estados Unidos y producir recomendaciones concretas de política pública.

El seminario fue organizado por la Cancillería, en colaboración con el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), la Fundación BBVA Bancomer, la Alianza para las Migraciones en Centroamérica y México (CAMMINA), la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).