La 68ª Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución que proclama a 2015 como el “Año Internacional de la Luz y las tecnologías basadas en la luz” (AIL 2015).

Esta resolución fue presentada por México y copatrocinada por 35 países, en apoyo de una iniciativa iniciada en 2010, que agrupa a organismos científicos de todo el mundo y busca reunir a diversos actores de la sociedad a nivel nacional, regional y global en alianzas estratégicas que promuevan un mayor acceso a los beneficios de estas tecnologías.

Al proclamar un año internacional centrado en la ciencia, la luz y sus aplicaciones, las Naciones Unidas subrayan el valor de estos temas para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los pueblos y contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Entre los objetivos del AIL2015, se busca promover el conocimiento científico y aumentar la conciencia mundial de cómo las tecnologías ópticas y lumínicas pueden contribuir a alcanzar el desarrollo sostenible, al ofrecer soluciones limpias y eficientes a desafíos mundiales en terrenos como energía, educación, salud, agricultura, comunicaciones, arte y cultura.

El comité asesor del AIL2015 cuenta con el apoyo de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), y está integrado por reconocidos científicos e instituciones de todas las regiones del mundo, destacando la presencia de la física mexicana Ana María Cetto y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Entre los actores que se busca vincular a través de esta iniciativa, se incluyen instituciones educativas y de investigación, organismos regionales, plataformas tecnológicas, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil, así como al sector privado e industrial.

Asimismo, se espera destacar y fomentar la participación de las mujeres y los jóvenes en la ciencia, la tecnología y la innovación.

El respaldo de México a este proyecto se enmarca en las prioridades en materia de educación, telecomunicaciones, energía, cultura, ciencia, tecnología e innovación planteadas en el Plan Nacional de Desarrollo, así como en los acuerdos contenidos en el “Pacto por México”.