La subsecretaria para América Latina y el Caribe, Vanessa Rubio Márquez, participó este jueves en el Primer Encuentro de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, mecanismo que tiene como objetivo impulsar el desarrollo productivo, la inversión en capital humano, la seguridad ciudadana y el fortalecimiento de las instituciones locales.

La subsecretaria Rubio habló de las acciones que México realiza acorde a los pilares de la Alianza para la Prosperidad. Destacó que, en materia de infraestructura, se ha trabajado en la modernización de puertos fronterizos con Guatemala, en la construcción de dos puentes en El Salvador y de una carretera en Honduras.

En temas energéticos, se avanza en la operatividad del Sistema de Interconexión Eléctrica para los Países de América Central (SIEPAC) y en la construcción de un gaseoducto regional. Subrayó el carácter multidimensional con el que deben ser abordados los temas de seguridad y migración así como los proyectos de desarrollo social que se han puesto en marcha a nivel comunitario.

El encuentro, celebrado en Tela, Honduras, contó con la participación del presidente de ese país, Juan Orlando Hernández; el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina; el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz Ascencio así como representantes del gobierno de Estados Unidos, del Banco Interamericano de Desarrollo, del Consejo Empresarial de América Latina y de organismos comprometidos con este esfuerzo regional para la generación de oportunidades y desarrollo.

Las inversiones mexicanas en Centroamérica se concentran principalmente en Honduras, Guatemala y El Salvador, y superan los cuatro mil 500 millones de dólares, lo que ha contribuido a la generación de más de 50 mil empleos en la región. El comercio de México con el Triángulo Norte es de tres mil 995 millones de dólares.