El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, culminó este martes una visita de trabajo a Bruselas, Bélgica, la capital institucional de la Unión Europea (UE), donde encabezó la primera reunión de alto nivel desde la renovación del liderazgo en las instituciones europeas en octubre de 2014.

Con sus interlocutores europeos, el titular de la SRE analizó las vías para incrementar las relaciones económicas y de cooperación.

Meade Kuribreña sostuvo una reunión de trabajo con la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, con quien revisó la relación estratégica en sus aspectos económico, político y de cooperación. Se refirieron a la organización de la próxima Cumbre CELAC-UE y examinaron temas de la agenda global.

Igualmente, y con el fin de consolidar las buenas relaciones con las instituciones europeas, Meade se reunió con el vicepresidente de la Unión Energética, Maroš Sefčovič, y con el Comisario para Asuntos Económicos, Financieros, Fiscales y Aduaneros, Pierre Moscovici.

El canciller también sostuvo una conversación con estudiosos de la relación y tomadores de decisiones en un conversatorio privado organizado por el think tank “Friends of Europe”, además de reunirse con personalidades influyentes en el entorno europeo.

México y la Unión Europea tienen lazos históricos y culturales comunes; comparten valores fundamentales como la democracia, el respeto al Estado de derecho y los derechos humanos. En 2008, establecieron una Asociación Estratégica y, en 2015, se celebra el 55º aniversario del establecimiento de las relaciones UE, el cual ha sido punto de inflexión en la relación en términos políticos, de cooperación y de comercio.

Más allá de los resultados del Acuerdo Global, México y la UE coincidieron en la necesidad, en el marco de la Cumbre CELAC-UE de 2013, de iniciar los trabajos hacia su actualización, para que el nuevo acuerdo considere la evolución de ambos actores en estos 15 años y establezca un marco jurídico acorde con su potencial económico y sus afinidades en diversos ámbitos, con miras a aumentar la prosperidad común desde una perspectiva de largo plazo.

Desde la suscripción del Acuerdo Global en el año 2000, el comercio México-Unión Europea ha crecido alrededor de 230%. Las exportaciones mexicanas a la UE aumentaron 261%, mientras que las exportaciones de la UE a México crecieron un 226%. La UE es el tercer socio comercial de México y el comercio bilateral en 2014 ascendió a 64 mil 327.4 millones de dólares. La inversión extrajera directa de la UE en México ascendió en 2014 a 10 mil 590.4 millones de dólares, equivalente al 46.9% de la Inversión Extranjera Directa (IED) total en México. En términos absolutos la UE es la segunda fuente de IED acumulada en nuestro país.