México y Estados Unidos celebraron este miércoles, en Washington, D. C., la tercera reunión del Grupo Ejecutivo de Políticas de Repatriación, donde dieron seguimiento a la agenda bilateral relacionada con los procesos de repatriación de personas mexicanas y garantizar un retorno digno, seguro y ordenado.

El grupo fue acordado en la reunión de los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos, Barack Obama, en febrero de 2014 y ha sesionado en dos ocasiones en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en abril, y en la ciudad de México, en julio del mismo año.

En esta tercera sesión, las delegaciones de ambos países revisaron el proceso de actualización de los Arreglos Locales de Repatriación, los cuales reducirán a 12 los puntos de repatriación, al privilegiar puertos de entrada en los que existen infraestructura y programas para recibir a las personas mexicanas en retorno. De igual manera se limitarán las repatriaciones a horarios primordialmente diurnos.

Se discutió, además, trabajar de manera coordinada para explorar mecanismos de reinserción de jóvenes migrantes así como la implementación de acciones para atender a los niños, niñas y adolescentes que viajan no acompañados y así prevenir factores que puedan representar un riesgo para su bienestar y desarrollo.

Ambas delegaciones discutieron también el estatus actual de las medidas de Acción Ejecutiva y la posible realización de un taller sobre la materia en el marco de la Conferencia Regional de Migración, durante la presidencia pro tempore de México en 2015.

La delegación mexicana estuvo encabezada por el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Sergio Alcocer; el comisionado del Instituto Nacional de Migración, Ardelio Vargas Fosado; y el jefe de cancillería de la embajada de México en Washington, Alejandro Estivill Castro.

Por su parte, la delegación estadounidense estuvo liderada por el subsecretario para Asuntos Internacionales, Alan Bersin; el comisionado de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, Gil Kerlikowske; y la nueva directora de la Agencia de Inmigración y Aduanas, Sarah Saldaña, todos del Departamento de Seguridad Interna.

Los trabajos de esta reunión de alto nivel muestran el avance sustantivo en temas de la agenda migratoria bilateral que son prioritarios para ambos países y refrendan el compromiso de los gobiernos de brindar un trato que permita salvaguardar la seguridad y el respeto de los derechos humanos de los mexicanos migrantes en retorno.