• El gobierno federal hará una aportación financiera para apoyar a la población afectada

• Con esta acción, nuestro país refrenda su solidaridad internacional

El gobierno de México, por conducto de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), dependiente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), aportará un millón de dólares destinados a la atención de los damnificados provocados por el paso del tifón “Haiyan”, en Filipinas.

De acuerdo con datos reportados por el gobierno de esa nación y de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de la Ayuda Humanitaria (OCHA), hasta este momento la cifra de afectados asciende a 11.3 millones de personas. Asimismo, el número de desplazados es de 673,042 personas, por lo que han sido habilitados 1,217 centros de evacuación. Las autoridades reportan al menos 1,774 decesos.

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, decretó el “estado de calamidad nacional”. Su gobierno, en coordinación con Naciones Unidas, anunció un plan de acción para apoyar a los millones afectados por el fenómeno meteorológico. La ayuda esperada, además de suministros diversos, contempla recursos en efectivo, destinados tanto al gobierno de ese país como a la Cruz Roja.

Con esta acción, México refrenda su solidaridad internacional con los pueblos que padecen las consecuencias de desastres naturales.