El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) recibió en Washington, D.C., un reconocimiento por el papel que ha desempañado en América Latina al hacer de la auditoría social un medio para crear sociedades más igualitarias.

El premio fue otorgado por la Alianza Global para la Auditoría Social (GPSA por sus siglas en inglés), un programa del Banco Mundial que promueve la rendición de cuentas, la transparencia, la construcción de una ciudadanía corresponsable y la acción de los gobierno ante la retroalimentación de la sociedad, a través de un constante apoyo a las iniciativas de auditoria social de los gobiernos y a la sociedad civil.

El objetivo es generar una prosperidad compartida y acabar con la pobreza extrema. Actualmente, México es parte de GPSA como país receptor y, próximamente, se convertirá también en donante de esa Alianza.

El reconocimiento fue recibido por Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del CONEVAL, organismo público descentralizado de México que se ha distinguido por generar información objetiva sobre la situación de la política social y la medición de la pobreza en México.

El Consejo ha promovido la apropiación de una cultura favorable a la evaluación y a la gestión para resultados como base de la formulación de políticas sociales. Además, posicionó a México como un referente internacional en la evaluación de la política social y en la medición de la pobreza, siendo el primer país en establecer, de manera oficial, una metodología multidimensional para capturar la complejidad del fenómeno. 

El reconocimiento por parte del Banco Mundial y la GPSA a la labor del CONEVAL lo es también a los avances de México en materia de responsabilidad social, rendición de cuentas, transparencia y la creación de una cultura de la evaluación.