• La elección es un reconocimiento a la diplomacia multilateral de nuestro país y a las contribuciones mexicanas en ese organismo

• Como miembro del Consejo, México seguirá promoviendo la visión de un desarrollo seguro, sostenible y equitativo para la aviación civil internacional


En Sesión Plenaria de la 38ª Asamblea de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), se eligieron a 23 de los 36 Estados miembros que integrarán el Consejo de la organización para el período 2013-2016, incluyendo la reelección de México.

La OACI es el organismo especializado de las Naciones Unidas que regula la aviación civil internacional. Su principal desafío es mejorar la seguridad y la protección de la aviación, sin obstruir los movimientos de personas y mercancías o su acceso a dicho transporte internacional, asumiendo la responsabilidad por el impacto de la aviación civil en el cambio climático. Actualmente, cuenta con 191 Estados miembros.

El Consejo de la OACI tiene la responsabilidad de orientar política, técnica y administrativamente a la Organización y de adoptar las normas y los métodos de aplicación universal obligatoria (SARPS) en todos los aspectos relacionados con la seguridad, la protección y la sostenibilidad del transporte aéreo.

El Consejo está integrado por 36 miembros que se dividen en tres categorías:


• Parte I, en la que se eligen a los 11 Estados de mayor importancia en el transporte aéreo

• Parte II –en la cual se encuentra México-, los 12 Estados que contribuyen de manera importante a la provisión de instalaciones y servicios para la navegación aérea

• Parte III, los 13 Estados cuya designación asegura que las principales regiones del mundo estén representadas.


México es miembro fundador de la OACI y fue uno de los 52 países que negociaron el Convenio sobre Aviación Civil Internacional en Chicago, en 1944. Asimismo, ha sido miembro del Consejo desde 1947 y es el decimotercer contribuyente al presupuesto de la Organización.

Como actor con responsabilidad global, México se ha adaptado a los cambios exigidos frente a los retos del siglo XXI en materia de seguridad, navegación aérea y sostenibilidad del transporte aéreo, privilegiando la aplicación de medidas no discriminatorias.  La participación de nuestro país en este órgano se sustenta en las directrices emanadas de la legislación aeronáutica sobre aviación civil y aeropuertos mexicanos, y permitirá a nuestro país anticiparse a las medidas que se adopten en el mismo, y, en su caso, emprender las acciones correspondientes en el ámbito interno.

Con su reelección, México continuará fomentando las relaciones con los Estados miembros para consolidar la paz y promover la visión de un desarrollo seguro, protegido y sostenible de la aviación civil internacional mediante la cooperación internacional.