Muy buenas noches tengan todos ustedes, señor gobernador, Rebeca Grynspan, doctor Cabrero. Es para mí un gran gusto acompañarlos en esta que, estimo yo, es una reunión sumamente relevante.

De unos años para acá se han multiplicado los espacios de diálogo, sobre todo en Latinoamérica, nos dimos a la tarea de construir una Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la CELAC, que se ha venido encontrando ya de manera periódica y que le ha venido dando una voz, un espacio, un diálogo y una relevancia política a la comunidad de Estados que nos integramos a ella.

Se han hecho esfuerzos como en la Alianza del Pacífico, MERCOSUR, tenemos un andamiaje comercial en la ALADI, trabajamos en el Sistema de Integración Centroamericana, tenemos diálogo con CARICOM.

En este contexto, de esta multiplicidad de instancias, las políticas en UNASUR, las demás pues, de las que hemos hablado, se planteaba la duda relevante, se planteaba la incógnita de cuál era la vocación del espacio que nos habíamos dado en la Cumbre Iberoamericana, si este espacio seguía vigente, si tenía razón de ser, si no era redundante respecto de otros espacios de diálogo que ya teníamos, que nos habíamos venido dando, el diálogo que se da ahora entre CELAC y la Unión Europea, por ejemplo.

Se dio a la tarea, entonces, Enrique Iglesias, el presidente Lagos, la ex canciller de México Patricia Espinosa, de hablar con todos y cada uno de los países que integramos el espacio Iberoamericano, y de identificar si el espacio Iberoamericano seguía siendo vigente, y qué podía dotar al espacio Iberoamericano de valor hacia adelante.

Cuál era el sentido de seguir haciendo cumbres, qué debía nutrir a las cumbres, qué le daba valor a que los Iberoamericanos dialogáramos. Y llegaron a la conclusión de que tenía que reinventarse la cumbre en varias dimensiones.

Se reinventó la cumbre, por ejemplo, al abrir espacios a la convocatoria bienal, en vez de anual, se renovó el liderazgo de la cumbre que ahora lleva Rebeca Grynspan, se decidió concentrar la cumbre en cultura, en educación y en innovación.

Eso es lo que, después de dialogar con la comunidad iberoamericana, se decidió le daba un toque distintivo a la cumbre y debiera de orientar los esfuerzos que la comunidad llevara haciendo.

Desde esa perspectiva y reconociendo la importancia, quisiera yo empezar por agradecerle al gobierno de Puebla que fue sede, que ha sido anfitrión, que ha albergado, ha conducido los trabajos de la Reunión Iberoamericana sobre Ciencia, Tecnología e Innovación, la que ya concluyó y la que habrá de tener verificativo mañana.

Esta ruta de diálogo, este espacio de encuentro, lo que se habló antes y lo que se hablará mañana, habrá de dotar de un contenido esencial, de un contenido fundamental a la cumbre que habrá de sesionar en diciembre.

Nos congratulamos que se celebre en Puebla, porque desde muchas perspectivas Puebla es reflejo de un espacio iberoamericano exitoso; es, como ya definió el gobernador, uno de los estados más activos en materia de cooperación internacional; es, como también refirió, baluarte en nuestra historia, pero ha sabido rescatar y atesorar valores iberoamericanos que nutren, en mucho, la comunión cultural de nuestra región.

Muchos de nosotros, muchos de los países aquí representados, seguramente podrán identificar en sus latitudes espacios que tengan esa cualidad Iberoamericana, pero de manera muy particular, Puebla los encarna.

Tendrán ustedes oportunidad, en los espacios de la cena que habrá de seguir a esta reunión en el día de mañana, de recorrerla, y habrán de identificar en Puebla el resplandor del barroco, eminentemente iberoamericano.

Lo habrán de ver reflejado en su catedral en Santo Domingo; en Tonantzintla, lo verán flejado en el cielo del conocimiento. Se refleja en la forma como se preservó y se rescató la Biblioteca Palafoxiana, la sentirán identificada en lo que fue un gran esfuerzo de cultura en las ideas liberales, en la resistencia a la intervención y en todo ello, Puebla siempre ha estado en la primera línea de nuestro devenir.

Pero hoy, aquí en Puebla, es también un ejemplo de lo que en el futuro puede construir el diálogo iberoamericano. Ya platicó el gobernador, y lo podrán sentir en su estado, un estado que lo apuesta, la autoridad que le apuesta, un país que le apuesta a la ciencia, a la tecnología y a la educación, puede hacer.

Hoy, Puebla se constituye en Iberoamérica en un referente en materia de ideas. Hoy, Puebla se constituye en un referente del barroco y con muy buen juicio el gobernador escogió para el proyecto a un arquitecto que a las pocas semanas de haberlo escogido le reconocieron el Premio Pritzker y habrá de ser sede del Museo más importante hemisférico, en materia del barroco, para resaltar estos valores iberoamericanos.

Desde alguna perspectiva, a mi juicio, en lo personal, el mejor ejemplo de que la Cumbre Iberoamericana, de que el diálogo Iberoamericano tiene futuro, es que hoy la secretaría, la encabeza Rebeca Grynspan.

Cuando primero se planteó la posibilidad de que Rebeca encabezará los trabajos de la Secretaría, para nosotros era evidente que de aceptarlo, estaría de alguna forma siendo patente que, a su juicio, la comunidad iberoamericana era una comunidad por la que valía la pena trabajar, por la que valía la pena entregarse, por la que valía la pena vertir energía y liderazgo.

Yo creo que Rebeca lo ha hecho con creces y nos asegura por su sola presencia, por su solo trabajo, que la Iberoamericana y su Cumbre, y el trabajo que llevan ellos será exitosos.

Estamos muy agradecidos con Enrique Cabrero y su convocatoria, su diálogo iberoamericano, el equipo que ha venido acompañando este trabajo nos ha hecho también un despliegue extraordinario que habrá de traducirse en entregables muy concretos.

Cuando la cumbre arranca en el 92, casi su primer entregable, apenas un año después, fue el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología. De entonces para acá, involucrado en él, Salvador Arreola, involucrado en él muchos de los ministros, ministras de las altas autoridades en ciencia y tecnología, nos ha venido dando un acervo iberoamericano en materia de ciencia y tecnología.

Ha involucrado a más de 16 mil investigadores, que es un acervo académico importante, ha involucrado porque ha identificado que en la ciencia y la tecnología hay un espacio virtuoso entre gobierno, academia y empresas a más de 780 empresas que han sido convocadas y distinguidas con acciones específicas desde 2005 que se les dio participación, y solamente en el marco de la convocatoria 2013 se han sumado, se han recibido, casi 200 propuestas específicas de programas de cooperación con una vocación iberoamericana.

Nos ha servido ese acervo para que la comunidad identifique buenas prácticas, que por la vía de la cooperación, que es el sello y la ventaja comparativa de este espacio iberoamericano nos ha permitido que compartamos.

Eso nos ubica en un espacio virtuoso en donde lo que la comunidad iberoamericana, cualquiera que la integre, hace que dé buenos resultados, se comparte, se discute, se aprenda y se reflexione para que la comunidad en su conjunto se beneficie de ello.

Ya  platicaron Enrique y Rebeca de algunos de los resultados que se han tenido estos días y los que se espera que se desprendan del encuentro de mañana, pero hay entregables, puntuales y específicos que nos van a ser útiles.

Saldremos de esta reunión ya con un banco iberoamericano de valuadores, eso implicará mayor calidad y mayor transparencia en el proceso de evaluación de los proyectos de investigación.

También se ha hablado, en los trabajos previos, de la agenda ciudadana de la ciencia, la tecnología y la innovación. Será pues el espacio iberoamericano no solamente patrimonio de gobiernos, empresas y académicos sino que será también un patrimonio ciudadano.

Al centro de estos esfuerzos, y en el corazón del esfuerzo de integración Iberoamericana el tema de la movilidad al que también se refirió Rebeca. Todos ellos temas útiles, entregables completos, que hablan y presagian ya una cumbre exitosa, una cumbre con un enfoque pragmático, una reinvención de la que vale la pena invertirse, una comunidad de la que vale la pena estar orgullosos.

Por cuanto a México se refiere, nuestro mayor reconocimiento a todos y a cada uno de los ministros iberoamericanos que se desplazaron a Puebla, pues el trabajo que aquí se realice es lo que habrá de darle vida, sustento y futuro a la comunidad Iberoamericana.

Nuestro reconocimiento al señor gobernador Moreno Valle por su anfitronía, por su ejemplo, por su liderazgo, por enseñarnos en Puebla una comunidad de la que Iberoamérica se siente orgullosa, mi reconocimiento de nuevo al liderazgo y al trabajo de Enrique Cabrero, que le ha dado sustancia junto con ustedes al trabajo previo que se desahogará mañana, y de nuevo a nuestro agradecimiento profundo a quien se ha convertido en el corazón de la comunidad Iberoamericana por cuanto a su empeño y a su energía se refiere a Rebeca Grynspan.

Muchas gracias a todos ustedes y muy buena suerte mañana.


15923837932 7ac7487b41 o.jpg
15302254934 1e16e20757 o.jpg