Las políticas de desarrollo urbano sostenible impulsadas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto han dado pasos decididos para impulsar una estrategia nacional en esta materia, aseguró este miércoles el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, en el marco de la firma de los acuerdos SEDATU-INFONAVIT con ONU-Hábitat.

Esta política, apuntó Meade, tiene prioridades específicas claras, las cuales serán ahora apoyadas por el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos.

Por ello, recordó que atender las necesidades de los menos favorecidos a nivel urbano, de quienes sobreviven en asentamientos irregulares o sin servicios, es no sólo una necesidad moral y social sino también crucial para la erradicación de la pobreza y, por tanto, para el logro de sociedades con paz, desarrollo y bienestar como la que hoy construimos los mexicanos.

En su mensaje, ante funcionarios mexicanos y de organismos internacionales de la vivienda reunidos en el Palacio del Arzobispado, manifestó que la mitad de los habitantes del planeta viven hoy en asentamientos urbanos y se espera que alrededor del 70 por ciento de la población del mundo sea urbana en el año 2050.

El titular de la SRE refirió que el 60 por ciento de las áreas urbanas previstas para el año 2030 aún no se han construido, por lo que el diseño y la planificación de las ciudades del futuro es una tarea que demanda atención inmediata.

Además, subrayó, si las tendencias actuales se mantienen, las ciudades del mundo en desarrollo con al menos 100 mil personas crecerán hasta tres veces su tamaño actual.

Expuso que la inclusión social y económica propuesta por México e incorporada en las propuestas de Objetivos de Desarrollo Sostenible nos parece fundamental para lograr que los grupos vulnerables que viven en las ciudades puedan acceder a formas seguras, asequibles y sostenibles de servicios y a un mayor bienestar.

“Como todos sabemos, hoy estamos en camino de transformar viejos paradigmas para diseñar e instrumentar políticas que nos permitan lograr un desarrollo que sea en efecto sostenible e incluyente”, indicó.

Informó que desde la dependencia a su cargo se reafirma el compromiso de México con el Programa ONU-Hábitat y la reforma que le permita incrementar su eficiencia y eficacia. México reconoce la importante labor de ONU-Hábitat para apoyar a los países en la implementación de políticas en materia urbana que tomen en cuenta la problemática que enfrentan las ciudades para lograr una planificación urbana acorde con los desafíos globales.

Participaron en este encuentro Jorge Carlos Ramírez Marín, secretario de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano; Joan Clos, secretario general de Naciones Unidas para Hábitat III; Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda y Crédito Público; Rodrigo Alejandro Nieto Enríquez, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda; Paloma Silva de Anzorena, directora de CONAVI; Alejandro Ismael Murat Hinojosa, director de INFONAVIT; José Reyes Baeza Terrazas, vocal ejecutivo de FOVISSSTE; Jesús Alberto Cano Vélez, director general de SHF; Ángel Islava Tamayo, director de FONHAPO; y Jesús Alcántara Núñez, director de CORETT, entre otros invitados.


14983380835 35fe4bf87c o.jpg