Las secretarías de Relaciones Exteriores y de Turismo celebran la entrada en vigor del "Convenio para el Establecimiento de la Zona de Turismo Sustentable del Caribe ", firmado por México y los demás miembros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) en 2001.

El objetivo de este instrumento jurídico internacional es reconocer que el Caribe es una unidad cultural, socioeconómica y biológicamente rica y diversa, en la que el desarrollo del turismo estará condicionado a la sustentabilidad y a los principios de integración, cooperación y consenso, con el fin de facilitar el desarrollo integral de la zona.

La entrada en vigor de este convenio hace del Caribe la primera zona en el mundo que se compromete jurídicamente a desarrollar un turismo sustentable a nivel regional.

Si bien su firma se realizó en 2001, se requería de un mínimo de 15 ratificaciones para su entrada en vigor, circunstancia cumplida en días pasados con el depósito del respectivo instrumento de adhesión por parte de Barbados, Honduras y Venezuela.

México es el actual Presidente del Consejo de Ministros de la AEC y con este hecho se cumple una de las metas establecidas para este año, la de consolidar el marco jurídico del Gran Caribe en materia de turismo sustentable, a la vez que se fortalece el marco normativo de la asociación.

Los próximos 25 y 26 de noviembre tendrá lugar, en esta ciudad, el Taller Internacional sobre Gestión Integral de Desastres Asociado a Fenómenos Naturales, que contará con la participación de más de 80 representantes de los 25 países miembros de la AEC. Asimismo, el 26 de noviembre se celebrará, en la sede de la cancillería, la Reunión Ministerial de dicho organismo.

El Gran Caribe está conformado por: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela.