La empresa mexicana Richmeat de México, S.A. de C.V., se convirtió en la primera compañía a nivel internacional en obtener la aprobación de un proyecto de inversión en la zona especial de desarrollo del Mariel en Cuba.

El proyecto contempla una inversión en el sector de alimentos Richmeat de Cuba, S.A., y consiste en el procesamiento y empacado de productos cárnicos.

Los representantes de la compañía recibieron el acompañamiento de la embajada de México en Cuba y de la consejería comercial de ProMéxico en esa isla durante todo el proceso.

Este logro es resultado del relanzamiento de las relaciones entre México y Cuba, uno de cuyos principales objetivos ha sido aumentar la presencia de empresas mexicanas en la isla.