• Miembro del Servicio Exterior Mexicano desde 2000 es el primer latinoamericano en ocupar la Presidencia de dicho Comité

• Ante la Asamblea General de la ONU, recomendó la aprobación de 5 mil 390 millones de dólares para el desahogo del trabajo de la ONU en todo el mundo

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informa que el diplomático mexicano Carlos Ruiz Massieu Aguirre fue reelecto, por aclamación de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, como miembro de la Comisión Consultiva en Asuntos Administrativos y de Presupuesto de la ONU (ACABQ, por sus siglas en inglés) para el periodo 2014-2018.

Desde enero de este año funge, además, como Presidente del ACABQ y es el primer latinoamericano en ocupar dicho cargo. Ruiz Massieu es uno de los dos mexicanos de mayor rango en el Sistema de las Naciones Unidas, al ser la presidencia de la ACABQ un cargo equivalente a Secretario General Adjunto de la Organización. Previo a ello, fungió en 2012 como Vicepresidente de dicha Comisión.

La Comisión Consultiva es uno de los órganos más influyentes de la ONU dado que es la entidad responsable del examen de los presupuestos presentados por el Secretario General de la ONU para las actividades que realizan la Organización, las agencias, los fondos y programas del Sistema de la ONU, así como las 15 Operaciones de Mantenimiento de la Paz desplegadas en todo el mundo.

En presencia de Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, el pasado 28 de octubre, Carlos Ruiz Massieu presentó las recomendaciones presupuestales de la Comisión a la Asamblea General de la ONU, entre las cuales destaca la aprobación de 5 mil 390 millones de dólares para llevar a cabo los trabajos de la Organización durante el bienio 2014-2015.

Las recomendaciones presentadas por Ruiz Massieu tienen como objetivo que las Naciones Unidas cuenten con los recursos financieros necesarios para atender, de manera eficaz y oportuna, los retos globales más apremiantes a los que se enfrenta la Organización.

El Gobierno de México refrenda su compromiso con el multilateralismo y, en particular, con la labor que desempeña la Organización de las Naciones Unidas para lograr mejoras en la eficiencia, eficacia, transparencia y rendición de cuentas durante el desarrollo de sus obligaciones a nivel mundial.