En la ceremonia, celebrada en el Centro Cultural Mexicano de la embajada de México en Ecuador, el canciller Meade inauguró, asimismo, una exposición de la obra de Muñoz Mariño. Ahí resaltó que el trabajo de este artista sudamericano representa un puente que hoy une a ambos países, y destacó que es “un vínculo de amistad y una celebración de nuestra identidad”.

Meade señaló que la obra del acuarelista surge de su encuentro y diálogo con México. Añadió que Muñoz Marino “es un ecuatoriano que quiere a México y que en mucho ayuda a acercar a nuestras dos naciones”.

Por su parte, el maestro Muñoz Marino calificó a México como su “segunda patria” y agregó que ahí pudo desarrollar su pasión por la arquitectura y el arte. Destacó que durante su estancia en México descubrió “un mundo nuevo con ideas penetrantes”, que buscó plasmar en todas sus obras.

El pintor ecuatoriano fue galardonado en 1965 con el primer Premio del Salón Anual de la Acuarela en el Colegio de Arquitectos de México y mantuvo relaciones estrechas con personajes destacados como Frida Kahlo, Diego Rivera y José Clemente Orozco, entre otros.

Realizó estudios de arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México, lo que le ha permitido mantener un vínculo con el ámbito creativo de nuestro país. El maestro Muñoz Marino es en la actualidad uno de los artistas más destacados en América Latina.

Síguenos en Twitter: @SRE_mx


15952576542 833a99b6aa z.jpg

15927453686 17268ae8e4 z.jpg

15767210319 4141899d8e z.jpg