El Gobierno de México da la bienvenida a la presentación del “Proyecto de ley para la seguridad fronteriza, oportunidades económicas y modernización migratoria del 2013” en el Senado de Estados Unidos. Es un paso positivo que se formalice una propuesta de reforma migratoria integral, con apoyo bipartidista y aportaciones de diversos actores estadounidenses interesados.

Resulta muy alentador el compromiso en este tema que han expresado el Presidente Barack Obama y miembros de ambos partidos en el Congreso. Conforme avance el proceso legislativo estadounidense será fundamental que se valoren las aportaciones de los inmigrantes y se asegure el respeto de sus derechos, y que se busque aprovechar plenamente los lazos sociales y las complementariedades económicas en América del Norte.

El Gobierno de México acompañará puntualmente el debate, dentro de su ámbito de acción, y reforzará los esquemas de comunicación y la difusión de elementos objetivos en la materia. La aprobación de una reforma migratoria integral tendría el potencial de fortalecer a la región en su conjunto.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), por medio de la Embajada y la red consular en Estados Unidos, redoblará el esfuerzo de orientación a los mexicanos, y continuará brindando la asistencia y protección que requieran, sin importar su condición migratoria. Impulsará también medidas adicionales de modernización y eficiencia para asegurar servicios consulares de calidad.