Pregunta: Buenos días. Canciller tengo dos preguntas, la primera es si México ya cuenta con el beneplácito del gobierno de los Estados Unidos para nuestro embajador en Washington; y la segunda, en relación a la cooperación con Estados Unidos en materia de tráfico de armas, nosotros ayer publicábamos una nota en la que se advertía que había ciertas diferencias. No sé si nos pudiera comentar al respecto.

Canciller José Antonio Meade Kuribreña: Sí, claro.

Respecto al primero de los temas, aquí habíamos hablado hace unos días, de la importancia de agotar el proceso diplomático antes de poder hacer público el nombramiento de quien habrá de ser, esperamos, nuestro próximo embajador en los Estados Unidos de América y, efectivamente, el presidente Enrique Peña Nieto designó al doctor Miguel Basáñez como embajador de México ante los Estados Unidos.

Recibimos recientemente ya el beneplácito del gobierno de Estados Unidos y estamos en proceso de someterlo al Poder Legislativo para iniciar su proceso de ratificación en términos de ley.

Estamos contentos, satisfechos y agradecidos de que el doctor Basáñez hubiese aceptado esa encomienda, y lo estamos al amparo de una persona que tiene una gran trayectoria política y académica, que estamos ciertos de que en este momento lo hace el perfil ideal para representarnos en Washington.

Es una gente que goza de un amplio reconocimiento tanto en México como en Estados Unidos, es una gente que conoce a fondo la relación bilateral y es una gente que, sobre la base de esa trayectoria y de ese conocimiento, estamos seguros, nos permitirá una mayor interlocución con el gobierno del presidente Obama.

Habremos de beneficiarnos de una amplísima red de contactos que a lo largo de su trayectoria ha construído el doctor Basáñez, tanto en los sectores públicos, privados y académicos. Es un nombramiento que recae en la figura de uno de los mexicanos mejor conocidos y respetados en los Estados Unidos y es, además, un nombramiento que refleja la pluralidad valiosa que existe en nuestro servicio exterior y que habrá de venir a complementarnos bien.

La trayectoria del doctor Basáñez es bien conocida; abogado de la UNAM, con desempeño tanto en la administración pública como en el sector privado. Destaca, como he comentado su desempeño académico en la UNAM, en la Universidad Iberoamericana, en el ITAM; autor de numerosos libros y artículos; colaborador y miembro de asociaciones destacadas.

El doctor Basáñez, de merecer la ratificación de nuestras instancias legislativas, habrá de ser un gran representante de México en los Estados Unidos. De nuevo agradecido con él, de haber estado dispuesto a dejar el espacio que hoy tenía en la escuela Fletcher de diplomacia, en la Universidad de Boston, Massachusetts, para desahogar, para este pues muy importante empeño.