Canciller José Antonio Meade: Muy buenos días. Quisiera aprovechar este foro para, de nuevo, darle la más cordial bienvenida al secretario de Estado de los Estados Unidos, al secretario John Kerry. Es un gran gusto recibirlo en nuestro país en esta que es su primera visita oficial, su primera visita con este carácter a México.

Así es la relación, la que hemos construido con el secretario Kerry, de un diálogo cotidiano, de un diálogo cercano, de un diálogo que nos ha permitido reflexionar sobre muchos temas que son importantes para la relación entre México y Estados Unidos. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de revisar cómo han venido evolucionando los diferentes espacios de diálogo.

 De nuevo le doy la bienvenida al secretario Kerry. De nuevo nos distingue su presencia, aquí en México, la posibilidad de darle seguimiento a un diálogo continuo que hemos mantenido a lo largo de su gestión, de la posibilidad, en esta ocasión, de revisar cómo han venido evolucionando los distintos espacios de diálogo que hemos construido entre la administración del presidente Obama y la administración del presidente Peña Nieto.

Tuvimos oportunidad de dar seguimiento a los compromisos que se asumieron en la Cumbre de Líderes de Norteamérica, tuvimos la oportunidad de revisar los avances del contenido del diálogo económico de alto nivel y tuvimos también la oportunidad de revisar el progreso que se ha hecho en el espacio del Consejo Mexicano Estadounidense sobre el Entendimiento y la Innovación, un espacio a la par, del cual estamos impulsando el desarrollo empresarial, en especial el de las PyMES y fomentando, por su conducto, el empoderamiento económico de las mujeres.

De manera muy central y muy importante, le dimos el inicio formal al Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación, un espacio que reúne academia, que reúne a las universidades, que reúne a los científicos, que reúne a quienes construyen política pública para hacer de la educación un elemento central del diálogo y del trabajo coordinado.

El día de ayer, resultado de estos trabajos, se envió a un primer grupo de mexicanos a perfeccionar su inglés y a tomar cursos sobre tecnologías disruptivas, y esto pone en relieve el ritmo que queremos imprimir y el tipo de acciones que, en materia de educación, queremos hacer de manera conjunta.

En México estamos comprometidos con intercambiar las oportunidades y el bienestar de nuestros ciudadanos, tanto en el interior como en el exterior. Las comunidades mexicanas en Estados Unidos son un motor que aportan a esa economía, tienen un desempeño vibrante en la sociedad y en la cultura,  representan de manera conjunta el futuro de nuestra región.

Nos desempeñamos de manera intensa, aprovechamos nuestra amplia red consular y velamos siempre de manera cuidadosa del respeto de sus derechos laborales y sus derechos humanos.

En México estamos trabajando para transformar nuestra economía, en la convicción de que ese trabajo coordinado habrá de hacer de América del Norte la región más competitiva y más dinámica.

De nuevo le agradezco mucho al secretario Kerry su espacio y su disposición para mantener este diálogo vigente y continuo, y nos reiteramos ambos a las órdenes.

Secretario John Kerry: Buenas tardes a todos. Estoy muy contento de estar aquí y quiero agradecer a mi amigo Pepe, por recibirme. Él ha sido un gran compañero, hemos hablado muchas veces y, como dije antes en el Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación, creo que a Pepe fue la primera o segunda llamada que hice cuando asumí el cargo de secretario de Estado. Hemos tenido una excelente relación de colaboración.

El presidente Barack Obama estuvo aquí en marzo en lo que fue su quinto viaje. El vicepresidente Joseph Biden visitó México en septiembre. Continuaremos incrementando la fortaleza de nuestra relación bilateral con visitas de alto nivel, pero más importante aún con una agenda de cooperación.

El secretario Meade y yo tuvimos una discusión muy profunda y constructiva esta mañana, y ahora por la tarde tendré una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto y con empresarios y empresarias líderes en México.

Son pocos los países con los que Estados Unidos mantiene una relación tan dinámica y cercana como la que tenemos con México. Nuestros intereses, obviamente, están estrechamente vinculados en muchos sentidos. Somos vecinos, pero también tenemos objetivos, metas y aspiraciones comunes. No hay en el mundo dos poblaciones que estén tan estrechamente vinculadas como las nuestras.

Tal como le dije en enero al secretario Meade cuando visitó el Departamento de Estado, cuando uno de los dos prospera, los dos prosperamos, cuando uno tiene éxito, todos lo tenemos. Mientras que América del Norte se vuelve crecientemente competitiva como región, nuestros futuros estarán cada vez más interconectados.

El secretario Meade y yo tratamos una gran variedad de temas hoy. La realidad es que más de mil millones de dólares cruzan la frontera todos los días en comercio bilateral, lo cual se traduce en miles de empleos desde Baja California a Yucatán, desde Boston hasta Los Ángeles. Todos nos beneficiamos de esta relación económica.

Cuando los presidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto se reunieron el año pasado, acordaron crear un nuevo diálogo económico de alto nivel con el fin de impulsar mayor comercio, más empleos y mayor desarrollo económico pero, sobre todo, mejores oportunidades para los ciudadanos de ambos países.

Hoy me reuniré con empresarios mexicanos para hablar sobre cómo utilizar ese diálogo para alcanzar nuestros intereses y garantizar que nuestros ciudadanos tengan mayores oportunidades y se beneficien del crecimiento que se da en nuestros países.

Francamente, son nuestros ciudadanos quienes definen la relación entre nosotros. Para asegurarnos de que ello continúe, hemos invertido tiempo y energía para fortalecer los vínculos de educación, innovación e investigación entre nuestros países.

Hoy tenemos a la antigua secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, antiguo miembro del gabinete y ahora presidenta de la Universidad de California, tenemos al presidente de la Universidad Estatal de Arizona, tenemos a otros líderes del sector educativo trabajando con su secretario, el secretario de Educación en México y otros líderes de la educación en México, no sólo para hablar, sino para definir entre nosotros una agenda real, un verdadero conjunto de objetivos para ver a más estudiantes de América estudiando aquí en México y más estudiantes mexicanos en Estados Unidos.

Para tener más proyectos de investigación e innovación, para crear los puestos de trabajo y las oportunidades del futuro. Estoy convencido que, de esta forma, vamos a fortalecer nuestros vínculos y, en última instancia, nuestra seguridad y nuestras economías.

Parte de la cooperación en la que estamos enfocados pertenece a estos intercambios educativos. Ya hay 14 mil mexicanos que estudian en los Estados Unidos cada año y cuatro mil estadounidenses que estudian aquí en México. Queremos que ambas cifras crezcan. El presidente Obama ha fijado un objetivo de 100 mil estudiantes en ambos sentidos, entre los Estados Unidos y México, Centroamérica, América Latina. Creemos que esto es alcanzable y que estamos dispuestos a hacer más para lograrlo.

Parte de la razón por la que también estoy emocionado, es por el intercambio científico, de investigación e innovación, ya que juega un papel esencial en la energía limpia, en el problema del cambio climático y, especialmente, en los esfuerzos de la iniciativa de tecnología limpia, un desafío que discutiré más tarde. Tenemos la oportunidad de ser capaz de crear más puestos de trabajo que sean sostenibles y que hablan sobre el futuro de nuestros dos países.

La energía limpia es la madre de todos los mercados, es el mercado más grande del mundo, y todos nosotros podemos beneficiarnos de tomar este tipo de dirección.

Por último, el canciller Meade y yo hablamos de nuestra cooperación en materia de seguridad y migración, siempre temas de preocupación, pero cuestiones en las que estamos haciendo un progreso significativo. Reafirmamos nuestro compromiso de cumplir con los desafíos que compartimos con un espíritu de responsabilidad compartida y respeto mutuo que caracteriza y debe caracterizar nuestras relaciones bilaterales.

El mundo fue testigo de la seriedad del compromiso de México con la seguridad, con la notable captura de "El Chapo" y aplaudimos a nuestros vecinos por todos sus esfuerzos en esa iniciativa. Vamos a seguir trabajando juntos para responder a las amenazas de las organizaciones delictivas transnacionales y para reconocer que ellos son una amenaza no a uno u otro país, sino a los dos países.

También he reafirmado al canciller Meade que el presidente Obama está decidido a reformar nuestro sistema de inmigración. Es uno de los objetivos que la mayoría del pueblo estadounidense apoya. Es lo que se debe hacer. Una reforma hecha correctamente no sólo beneficiará a nuestra seguridad y a nuestra economía, sino que también proporcionará un alivio, necesario desde hace mucho tiempo, a las familias de inmigrantes que incluyen a muchos México-americanos.

Así que ese es un compromiso fundamental del presidente y mío, y de la administración, y vamos a hacer todo aquello en nuestro poder para moverlo. El Senado, como ustedes saben ha aprobado una ley, y la Cámara de Representantes tiene el proyecto de ley en sus manos. Esperamos que logremos conseguir que se adopte ese proyecto de ley. Esta es una cuestión de justicia fundamental, de la relación fundamental entre nuestros países. Se tiene que hacer, desde hace mucho tiempo, y esperamos que podamos lograr que suceda.

Secretario de Relaciones Exteriores Meade, gracias por su siempre generosa bienvenida, muchas gracias por su colaboración y esperamos seguir trabajando juntos y espero poder responder a las preguntas con usted.

Pregunta: Para el secretario Kerry. El diálogo entre el presidente Maduro y la oposición se ha fracturado y existe un creciente descontento. Hay una preocupación de que el tiempo se acaba. ¿Qué están dispuestos a hacer Estados Unidos y México para enfrentar a la crisis?, y lo más importante, ¿qué pueden hacer los dos gobiernos? ¿Finalmente está preparado Estados Unidos para imponer sanciones? y, por último, para el secretario Kerry, ¿considera que el presidente Putin superó a los Estados Unidos mediante la firma de un acuerdo de energía con China?

Y, para el canciller Meade, ¿cuáles son sus preocupaciones sobre el rumbo de la crisis en Venezuela y cuál es su evaluación? ¿Cuál es la evaluación de México sobre lo que se puede hacer y lo que se debe hacer? Muchas gracias.

Secretario John Kerry: Respecto a Venezuela se ha realizado un esfuerzo significativo en el marco del grupo de Unasur con participación activa de los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, teníamos una gran expectativa de que este esfuerzo de mediación iba a dar, como resultado, un producto que iba a encaminar a Venezuela hacia una recuperación, una recuperación en cuanto a su economía, y una recuperación en cuanto a la política, la relación que existe entre el gobierno y la gente.

Desafortunadamente, el gobierno venezolano ha fracasado totalmente en demostrar acciones de buena fe para implementar aquellas cosas que acordaron hacer hace aproximadamente un mes, así que nosotros creemos que lo que es importante es que el gobierno venezolano ahora cumpla con los compromisos del diálogo y que restaure los derechos de los líderes civiles que han sido injustamente encarcelados y que se protejan los derechos de aquellas personas que sencillamente estaban tratando de ejercer su derecho democrático de expresar su disenso.

El poder yace en las manos del gobierno y el gobierno tiene que ejercer ese poder de manera responsable y tomar decisiones para generar estabilidad y encontrar un camino hacia el futuro en Venezuela.

Todo esto podrá lograrse si ellos cumplen los acuerdos que ya han aceptado, así que estamos viendo una creciente impaciencia en el entorno, en la comunidad, y nosotros nos consideramos parte de la comunidad, y tenemos gran inquietud por la inestabilidad que se está dando como resultado de lo que está ocurriendo en Venezuela.

Y, una y otra vez, le hemos dicho a Venezuela, nosotros estamos preparados para tener una relación normal. No estamos entablando un tipo de actividad en Venezuela, de hecho, a propósito hemos tratado de motivar a otros de los cancilleres que mencioné, y al nuncio papal. Yo visité personalmente, en Roma, al subsecretario del canciller del Vaticano, y hablamos de la posibilidad de que el Vaticano trabaje como mediador.

Esto obra en el interés de todos, nuestro interés de que Venezuela sea pacífico, democrático y estable. Nosotros esperamos que las sanciones no serán necesarias, esperamos que podamos avanzar en el sentido de una reconciliación y  una solución política, pero el Congreso de los Estados Unidos está en este momento hablando sobre esas sanciones y ha aprobado un proyecto de ley que refleja ese interés, lo están considerando, pero nosotros esperamos que los líderes, el presidente Maduro y otros, tomen las decisiones que hagan que las sanciones sean innecesarias, pero todas las opciones siguen en juego en este momento, esperamos que puedan avanzar hacia el futuro de una manera tranquila.

Con respecto al presidente Putin y China, no vemos ningún vínculo en lo absoluto o un acuerdo que se lleve a cabo relacionado con gas y fuentes de energía entre Rusia y China en el que han estado trabajando por diez años.

Esto no es nuevo, esto no es una respuesta súbita a lo que ha estado pasando, y si el mundo se beneficia como resultado, está bien. Esto no es lo que está en juego, lo que está en juego es si Rusia respetará el derecho de los ucranianos a decidir su futuro y, personalmente, no creo que la firma de un acuerdo de hidrocarburos en el que han estado trabajando Rusia y China por más de diez años tenga ningún impacto en lo que está a punto de suceder en Ucrania y eso es que los ucranianos pronto podrán realizar elecciones.

Y recibimos positivamente la declaración del presidente Putin de hace dos días que ha instruido a las tropas que están amontonándose en la frontera con Ucrania que vuelvan a sus bases de origen, que se alejen de la frontera. Si eso ocurre, y estamos observando la decisión de manera cuidadosa, que eso será algo bastante positivo.

El presidente Putin también realizó otras declaraciones con respecto a los separatistas, y el proceso comienza a futuro. Así que si es posible, a través de un esfuerzo cooperativo entre todos los que están involucrados, los europeos que han estado trabajando en algunos de los esfuerzos para generar el diálogo, trabajando con nosotros,  los esfuerzos de unos y otros, los esfuerzos del gobierno en Kiev, el gobierno interino en Kiev y los esfuerzos, obviamente que algunos líderes en Europa del Este, simplemente han demostrado un gran valor en alzar la voz en pro de la ley, el orden y la restauración de un proceso que liberará a las personas de este conflicto.

Así que esperamos que nos encontremos en un buen momento, no en un momento que una parte le esté ganando a la otra, sino en un momento constructivo en donde haya la posibilidad de que el pueblo ucraniano pueda determinar su propio futuro y que todos podamos encontrar el camino hacia el descenso de esta crisis. Esa es nuestra meta y eso es en lo que nos estamos concentrando.

Canciller José Antonio Meade: México siempre ha considerado que lo más importante es el diálogo, pero este diálogo necesita tener ciertas características para tener éxito. Nosotros consideramos que el diálogo necesita ser respetado, necesita ser incluyente y necesita tener recurso. Para que tenga sentido, debe darse en un ambiente en el que se respeten los derechos humanos.

Yo estuve en Venezuela, y lo dije allá, para que ese diálogo sea respetuoso, debe de respetar la democracia y se deben de generar las condiciones para fomentar la democracia. Nosotros consideramos que el diálogo debe tener estas características y debe darse en el ambiente de todas estas organizaciones y agencias que han trabajado en este sentido.

Pregunta: Hola, buenas tardes. Para el secretario Kerry. Quisiera saber, cuando llegó el presidente Peña al gobierno, se cuestionaba el nivel de relaciones que iba a mantener con Estados Unidos, porque se cuestionaba el papel que iba a tener México, particularmente en el tema de la seguridad. A un año y medio quisiera saber ¿qué opinión le merece?

Y, por otra parte, usted comenta que su país no tiene ningún interés en Venezuela más que el progreso de este diálogo y que las cosas cambien. Pero, cómo explicar entonces que en México nos enteramos hace un tiempo que una oficina estadounidense espiaba las llamadas del entonces candidato Peña, se precisa una investigación. Quisiéramos saber ¿cómo va? Recientemente nos enteramos que prácticamente todas las llamadas están siendo monitoreadas ¿cómo explicarle eso a la sociedad mexicana?

Respecto al tema de migración, es cierto que el presidente Obama ha estado presionando para que pase una reforma. Sin embargo, parece ser que va a pasar a la historia, quizá, como el presidente que más migrantes ha deportado. Quisiera saber también ¿cuál es su opinión? Entiendo que esta parte le corresponde un poco al Congreso, pero también quisiera saber cómo quiere pasar a la historia el presidente Obama en ese tema de la migración. Gracias.

Secretario John Kerry: Creo que el presidente Obama pasará a la historia como un presidente que ha mantenido los más altos niveles de transparencia y rendición de cuentas durante su administración.

El presidente comprometió personalmente a su administración a llevar a cabo un análisis a profundidad sobre lo que estaba pasando y lo ha logrado. Como todos aquí saben, el presidente Obama no ordenó nada de esto en el Senado, donde todo se desarrolló. El presidente Obama dio órdenes para llevar a cabo un proceso de transparencia y rendición de cuentas con la voluntad y está dispuesto a abrírselo al mundo, para que el mundo entienda el desarrollo de ese proceso.

Recientemente dio un discurso en el que estableció nuevos estándares bajo los cuales él cree que Estados Unidos debe conducirse. Y les puedo decir, porque fui el autor en el Senado junto con el Senador John McCain, que en relación con la privacidad en internet y otros usos, ambos creemos de manera profunda en el derecho a la privacidad de las personas.

Al mismo tiempo, el presidente de Estados Unidos tiene la responsabilidad fundamental de proteger a nuestros ciudadanos y ayudar a proteger a gente de todo el mundo que posiblemente son blanco de terroristas extremistas brutales en todas partes del mundo.

La realidad es que, gracias a nuestra habilidad de recopilar inteligencia, hemos impedido muchos planes que hubieran resultado en la pérdida de vidas civiles en uno u otro ataque. Hay un equilibrio delicado y el presidente Barack Obama ha trabajado muy duro para alcanzar este equilibrio.

Creo que ningún presidente en la historia de Estados Unidos ha sido tan abierto y tan dispuesto a permitir el escrutinio a lo que estamos haciendo para establecer un estándar o lineamientos a fin de alcanzar ese balance entre seguridad, protección y prevención, con respecto al derecho al respeto y privacidad de todos nuestros ciudadanos. Y creo que el presidente será medido como el que ha dado los pasos más grandes en nuestra historia a fin de reestablecer el equilibrio en esa relación.

Ahora, con respecto a la relación con México y el presidente Enrique Peña Nieto, estoy convencido que nuestra relación es tan productiva y vital como tradicionalmente ha sido. Es productiva en temas transfronterizos, de migración, de extradición, de deportación y también en asuntos de interés común como la economía, la innovación, la investigación y la educación, tal como hemos estado comentando.

Creo que nunca hemos tenido una serie de encuentros tan profundos y tan seguidos en un esfuerzo para asegurarnos de que vamos en el camino correcto. ¿Las cosas han cambiado de la noche a la mañana? Por supuesto que no. Me gustaría que lo hubieran hecho y a la mayoría de nosotros también.

Pero estamos en el camino correcto, conforme a la agenda que se ha establecido y la relación que hemos creado para lidiar con cualquier obstáculo y trabajar en cualquier dificultad que se pueda presentar en materia de patrullas fronterizas, policías, asuntos militares u otro tipo de cuestiones.

Lo importante es que estamos trabajando de manera colaborativa y que hemos tenido ganancias significativas en nuestra colaboración día a día en estas tareas.

Canciller José Antonio Meade.- Solamente un breve alcance a lo que dijera el secretario Kerry. Esta reunión, este seguimiento, ha dado la oportunidad de dar cuenta a un diálogo que ha sido multitemático.

Al principio de esta administración, el presidente Peña Nieto se planteó dos objetivos: era de la convicción de que Norteamérica podía ser una región muy dinámica y muy competitiva, de hecho considera que Norteamérica estaba llamada a ser la región más dinámica y más competitiva; y considerar, adicionalmente que, en el diálogo con los Estados Unidos, teníamos que encontrar el espacio para poder hablar de muchos temas.

Es una relación que para México es de gran importancia, decía el secretario Kerry: un millón de dólares cada minuto, un millón de cruces legales todos los días. Y atrás de cada dólar de comercio y de cada cruce legal, ha habido prosperidad compartida.

Pero requeríamos construir un andamiaje de diálogo más amplio, un diálogo que nos permitiera hablar de migración y hablar de seguridad, de migración en el marco de la exigencia que México siempre ha hecho por que se respeten los derechos humanos y laborales de los migrantes y de que se reconozca su contribución y le hemos dado la bienvenida al compromiso de la administración del presidente Obama en ese tema. Un diálogo en seguridad, que es una responsabilidad que compartimos.

Pero lo que hoy se acredita, lo que hoy se pone de relieve, es que además de esos dos temas fundamentales, México y Estados Unidos están hablando de educación y están invirtiendo capital político y talento para multiplicar, por órdenes de magnitud, los mexicanos que tengan oportunidad de prepararse fuera, y los americanos que tenga la oportunidad, por la vía de la educación, de prepararse dentro.

Estamos hablando de emprendedurismo, de cómo empoderar a las mujeres en el proceso de gestionar sus propios negocios, estamos hablando de medio ambiente, estamos hablando de acompañamiento en posiciones multilaterales que compartimos, y eso lo hemos venido logrando con el compromiso de la administración del presidente Obama y el compromiso personal del secretario Kerry.

Hemos venido logrando un diálogo multitemático, un diálogo equilibrado, un diálogo provechoso, que habrá de acercarnos, de manera muy clara, a este objetivo de que Norteamérica sea vista en el mundo como una región muy dinámica y muy competitiva, y que la relación de México con Estados Unidos sea vista en un marco de respeto, en un marco de pleno respeto a la legalidad, en donde nos hemos dado espacios constructivos para hablar de temas que son de vital importancia.

Hoy se puso en el centro de la reunión el tema educativo, se echó a andar el Foro Bilateral de Educación Superior, Innovación e Investigación, e iniciativas como estas habrán de asegurar que Norteamérica se mantenga a la vanguardia en materia del capital humano que requiere generar para tener la competitividad que requerimos.

De nuevo muchas gracias, muchas gracias secretario Kerry.