•   Se anunciaron inversiones por 65 millones de dólares

•   Participaron 6 estados y por primera vez se presenta el avión de una empresa mexicana

En la edición centenaria del Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio, también conocido como el Paris Air Show, México tuvo una destacada participación y comienza a ser considerado como un actor relevante en la aeronáutica mundial.

En esta ocasión, participaron los estados de Baja California, Chihuahua, Nuevo León, Querétaro, Sonora y Yucatán, así como 20 empresas mexicanas y una delegación de cerca de 100 integrantes. Asistieron los gobernadores Guillermo Padrés, de Sonora, y José Calzada, de Querétaro, así como Carlos Bello, Presidente de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial mexicana (FEMIA).

En particular, la empresa SNECMA dio a conocer nuevas inversiones en Querétaro por 35 millones de dólares, mientras que la empresa Zodiac anunció nuevas inversiones en Chihuahua por 25 millones de dólares, y el consorcio Snecma-Pretel por otros 5 millones de dólares.

La delegación mexicana estuvo encabezada por el Director General de ProMéxico, Francisco González Díaz, así como por el Embajador de México en Francia, Agustín García-López Loaeza.

Durante el Salón, la empresa mexicana Interjet (primera en participar en el evento y que presenta un avión propio) recibió el primero de 20 aviones Superjet 100 rusos Sukoi, con equipos de proveedores como Safran-Snecma, Alenia,Thales, Honeywell, Messier-Dowty y Goodrich, y cuyo diseño de interiores fue realizado por la empresa italiana Pininfarina.

Asimismo, con la anfitrionía del Grupo de Industrias Francesas de la Aeronáutica y el espacio (GIFAS), se llevó a cabo un seminario con la participación de 30 empresarios franceses con interés en invertir en México.

En el marco del Salón de Le Bourget, también se llevó a cabo una cena en la residencia del Embajador con inversionistas franceses en diversos sectores (11 empresarios de alto nivel) con el objetivo de dar a conocer las oportunidades de inversión en nuestro país.

Hace un siglo, se realizaron en México las primeras pruebas aéreas militares. En la actualidad, cada dos minutos despega en algún lugar del mundo un avión que contiene tecnología mexicana y en nuestro país se diseña gran parte de la turbina del avión más grande del mundo, el Airbus 380.

Hoy existen en México 270 empresas dedicadas a la aeronáutica, lo cual representa un crecimiento de casi cinco veces en sólo siete años. En 2005 sólo existían 61 empresas.

En 2011, México exportó más de 4 mil 300 millones de dólares en la industria aeronáutica y en 2012 fueron 5 mil millones de dólares, lo cual significa un crecimiento de 16% con respecto al año anterior.

Según el Programa Estratégico de la Industria Aeroespacial 2010-2020, coordinado por la Secretaría de Economía, se prevé que ese sector tenga exportaciones por 12.6 mil millones de dólares en 2020, con una tasa de crecimiento sostenida de 14 por ciento anual, en una estrategia que comprende desde la concepción de una aeronave hasta su reciclaje y que incluye el desarrollo productivo de los clusters de la industria en nuestro país.

De 2008 a la fecha, ProMéxico ha atraído 35 proyectos multianuales en el sector aeroespacial, cuya inversión extranjera suma más de mil 700 millones de dólares y ha generado cerca de 10 mil empleos. Estas empresas se han ubicado en algunos de los principales hubs aeroespaciales del país, como Querétaro, Chihuahua, Sonora y Baja California.

En enero de 2012, México fue admitido como miembro de pleno derecho en el Arreglo de Wassenaar para el Control de Exportaciones de Armas Convencionales, Bienes y Tecnologías de Uso Dual, lo cual  implica el reconocimiento de nuestro país como una nación segura para producir bienes de alta tecnología en la industria. Además, se reconoce a México como un destino confiable para realizar inversiones que tengan como fin la producción de ese tipo de bienes.

El ingreso a Wassenaar permitirá que nuestro país tenga acceso a un mercado potencial de exportaciones de alta tecnología, calculado en 10 mil millones de dólares adicionales, lo cual fortalecerá las ventas mexicanas al exterior y nuestra capacidad de manufactura avanzada.

Cabe destacar que la participación mexicana en Le Bourget fue de gran importancia, ya que en esta edición, el Salón recibió 350 mil visitantes, expusieron 2 mil representantes de 45 países, participaron 290 delegaciones oficiales en 130 mil metros cuadrados de exposiciones y un área para muestra de 150 aeronaves.