Los titulares de Relaciones Exteriores de México, Indonesia, República de Corea, Turquía y Australia inician este domingo una reunión de dos días en la ciudad de México, con el propósito de intercambiar puntos de vista en temas multilaterales y fortalecer los vínculos en distintos ámbitos de sus relaciones bilaterales.

Esta reunión, cuyo marco es el Castillo de Chapultepec, tiene como objetivo propiciar el diálogo entre los países que conforman este espacio, a fin de estrechar acciones de cooperación y contribuir en la búsqueda de soluciones a los grandes desafíos globales.

En este encuentro, que concluirá la tarde de este lunes, los cancilleres de México, José Antonio Meade; Indonesia, Marty Natalegawa; Corea del Sur, Yun Byung-se; Turquía, Ahmed Davutoglu; y Australia, Julie Bishop, dialogarán sobre la actual situación política mundial así como temas de la agenda internacional, incluyendo las metas de desarrollo post-2015, ciber seguridad, cambio climático, derechos humanos, migración y la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, entre otros.

México, Indonesia, la República de Corea, Turquía y Australia forman parte de las 20 primeras economías del mundo y son democracias consolidadas que desempeñan un papel constructivo, responsable y conciliador a favor de la gobernanza global.

Los cancilleres de estos cinco países se reunieron por primera vez en septiembre de 2013, en Nueva York. En ese encuentro acordaron celebrar reuniones dos veces al año, en el marco de las reuniones del G20 y en los márgenes de cada periodo ordinario de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas. Asimismo, se convino que México coordinaría las labores de este espacio durante el primer año y organizaría este encuentro de cancilleres en 2014.

Para el gobierno mexicano, este tipo de encuentros de alto nivel son consistentes con el objetivo de la administración del presidente Enrique Peña Nieto de colocar a nuestro país como un actor con responsabilidad global.

México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía y Australia han mostrado ser capaces de tener altas tasas de crecimiento y representan economías abiertas que se benefician del libre comercio y la inversión extranjera. Desde el punto de vista geopolítico, constituyen un puente entre regiones vecinas.