La subsecretaria para América Latina y el Caribe, Vanessa Rubio Márquez, participó este lunes en el foro “TLC México-Panamá: Una oportunidad de acercamiento bilateral y regional”, organizado por el Senado de la República, que tuvo como objetivo fortalecer el debate parlamentario e identificar oportunidades que la liberalización comercial generará en los dos países.

En su mensaje habló de la relevancia geopolítica de esa nación centroamericana, que conecta a Sudamérica con Centroamérica, y la importante infraestructura logística del Canal de Panamá que une al Pacífico con el Atlántico. Subrayó que el marco jurídico actual consta de 17 instrumentos que abarcan temas como transporte aéreo, extradición, evitar la doble imposición, temas consulares y turismo.

La subsecretaria Rubio Márquez resaltó que Panamá incorporó en 2014 a nacionales mexicanos en el esquema de “residente permanente”, lo que ha permitido que más de 100 connacionales realicen actividades remuneradas en ese país. Además, en 2013 Panamá transfirió a México la presidencia de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y de la Conferencia Iberoamericana.

El comercio entre México y Panamá se incrementó 214 por ciento en los últimos 10 años, al pasar de 339 a mil 64 millones de dólares, con lo cual Panamá se ubicó como el cuarto socio comercial de nuestro país en Centroamérica y en el onceavo en América Latina y el Caribe. Panamá es el primer inversionista de Centroamérica en México, con un monto superior a los 932 millones de dólares, y es el segundo destino de las inversiones mexicanas en esta región, con cerca de dos mil 63 millones de dólares.