El taller fue convocado por México y tuvo lugar en la sede del Banco Mundial, en Washington D.C.